Las flores comestibles están cada vez más presentes en la cocina gourmet. Utilizadas a veces como ingrediente principal y otras como condimento para potenciar los sabores, suponen sin duda un toque original en los platos que sorprenderá a los comensales por lo inesperado de su sabor.

Flores comestibles populares

Pese a que es en la actualidad cuando las flores comestibles están ganando más relevancia, algunas flores llevan utilizándose durante siglos, a veces como condimentos y otras veces como ingrediente principal.

Violetas glaseadas

Las violetas glaseadas son uno de los dulces típicos de Madrid. Nacieron a finales del siglo XIX, siguiendo la moda francesa de elaborar dulces con otras flores perfumadas como las rosas. Las violetas glaseadas son las precursoras de los caramelos de violeta y se elaboran mezclando las flores con jarabe de azúcar.

El agua de azahar

En este caso, el agua de azahar se utiliza como complemento en algunas recetas, especialmente en la repostería. Productos tan típicos como el roscón de reyes o las tejas de almendra van aromatizados con tan evocadora esencia que potencia los sabores anisados, cítricos y perfumados.

Azafrán

Se utiliza como una especia y su uso está muy popularizado en España y en la mayoría de países mediterráneos. Su sabor se utiliza para potenciar arroces y guisos.

El uso de las flores comestibles en las tendencias de cocina actuales

En la actualidad las flores comestibles se utilizan para realizar platos tanto dulces como salados, y según el tipo de familia al que pertenezcan aportarán matices de sabor diferentes:

Pensamientos

Pertenecen a la familia de las violetas y ofrecen un sabor dulzón. Se utilizan para dar profundidad a las ensaladas. Utilizándolos como parte del mezclum añaden color y un sabor interesante. También se pueden cocinar rehogados o servir congelados y cristalizados como decoración de otros platos .

Flor del calabacín

Utilizada en la cocina italiana durante muchos años, la flor del calabacín ha viajado a España gracias a las tendencias de cocina. En Italia se cocinan rellenas de requesón y otros ingredientes, posteriormente se rebozan y se fríen consiguiendo un plato muy rico en matices y con texturas crujientes muy delicadas.

Botón de Sechuan

Una de las estrellas de la cocina contemporánea es el botón de Sechuan, también conocida como flores eléctricas. Dentro de las cocinas experimentales, que buscan crear experiencias a través de la gastronomía, es uno de los ingredientes más codiciados ya que, cuando se come, provoca una sensación de explosión seguida de un adormecimiento. Se utiliza en ensaladas, carnes y postres.

Caléndula

Considerada como un sustituto económico del azafrán, las hojas naranjas de la caléndula se utilizan para colorear sopas y cremas. Además, su sabor entre picante y amargo complementa muy bien ensaladas y quesos.

Las flores comestibles se presentan como una excusa perfecta para experimentar con la gastronomía, aportando riqueza y profundidad a los platos a través de la originalidad en los sabores y texturas diferentes. Anímate a usarlas en tus postres, guisos y ensaladas para sorprender a tus invitados con un giro inesperado ¡Les encantarán tus platos!