El calabacín, un imprescindible de nuestra dieta

calabacin

El calabacín es un ingrediente base de la dieta mediterránea. Es una hortaliza que pertenece a la familia de las cucurbitáceas a la que también pertenecen la calabaza, el pepino, el melón o la sandía. Se consume todo el año aunque su mejor época es el verano.

El calabacín, un alimento muy beneficioso

Los calabacines son una verdura con muchos beneficios, ideal para integrarla en nuestras comidas del día a día. Contiene mucha agua (95%), es rico en fibra y tiene muy pocas calorías; además es antioxidante, contiene Omega3 y numerosos minerales como fósforo, potasio, magnesio o calcio y vitaminas C, B3 y A.

Todas estas propiedades hacen que el calabacín sea bueno para casi todo;

  • Ayuda a mantener la piel, los huesos y el cerebro saludables.
  • Su efecto saciante ayuda al control de peso y hace que sea un imprescindible de las dietas de adelgazamiento.
  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol y la presión arterial.
  • Es un alimento digestivo y diurético que ayuda a regular el tránsito intestinal y la retención de líquidos.
  • Gracias a nutrientes como la luteína y la zeaxantina protege la salud de los ojos.

Vamos a la compra

Podemos encontrar los calabacines en diferentes formatos. Sea cual sea el tipo que escojamos lo ideal es comprar aquellos que están firmes, compactos y no son muy grandes; los medianos/pequeños son mejores para cocinar, ya que la carne es más sabrosa y tienen menos pepitas.

  • Verde oscuro de piel y alargado de carne blanca. El más común en el Mediterráneo. Apto para rebozar.
  • Amarillo y alargado de carne amarilla-blanquecina. De sabor dulce y textura más blanda. Ideal para cremas y sopas.
  • Redondo; bueno para rellenar. En Latinoamérica los llaman zapallos.
  • Mini calabacín; en crudo para ensaladas o hervido entero está muy bueno y queda muy bien para decorar los platos.
  • Flor de calabacín; su temporada es a principios de verano. De sabor fino y delicado, dulce con un toque amargo propio del calabacín pero con textura más suave. Se puede hacer de diferentes maneras; la mejor es frita pero también se puede comer cruda en ensaladas. Abierta o cerrada no afectará a su sabor, simplemente a la estética.

En la cocina

Ya hemos visto que los calabacines son maravillosos por sus propiedades y beneficios pero hay trucos para aprovecharlo mejor y consumir el máximo de sus minerales y vitaminas. Hay que comerlo con piel y, si se cuece, en la medida de lo que se pueda, hay que aprovechar el agua de la cocción para hacer un puré o una crema, ya que en el líquido es dónde se quedan la mayoría de nutrientes.

Recetas con el calabacín como protagonista

La versatilidad del calabacín es indiscutible. Se puede comer de todas las maneras imaginables y con recetas espectaculares

Calabacín relleno

Es una elaboración a la que recurro mucho, ya que el relleno puede ser de lo que se te ocurra o tengas en ese momento en la nevera. Yo ya he experimentado elaborar Calabacín relleno de salchichas , de calabaza , de verduras , de carne y de anchoas y queso.

Julianas de calabacín y zanahoria

Es una receta sencilla y muy rápida de elaborar. Simplemente hay que cortar en juliana el calabacín y la zanahoria y condimentar con piñones, albahaca, aceite de oliva, limón y queso parmesano. Y… ¡listo! Una excelentísima receta.

Carpaccio de calabacín 

Es inimaginable que el calabacín crudo esté tan rico, pues sí, lo está. Y bien  acompañado y condimentado creamos una receta gourmet muy sorprendente.

Crema de calabacín

Es el formato que al cocinar menos nutrientes se pierden, si aprovechamos el agua de la cocción como hemos explicado antes. Se puede hacer con casi cualquier verdura o combinando varias. Como por ejemplo hacer una Crema de calabacín y puerro.

El calabacín como relleno

Podemos elaborar platos donde el calabacín no sea protagonista pero si un buen aliado, como por ejemplo en recetas como Quiche de calabacín y queso de cabra o Hojaldre de calabacín y pimientos con mozzarella.

La versatilidad del calabacín no acaba aquí ya que también lo podemos cocinar en tempura o creando espaguetis de calabacín que les añades la salsa que más te guste y tienes un plato de “pasta” inigualable.

Y hasta aquí una buena pincelada de las maravillas del calabacín, espero que os hayáis enamorado un poco más de esta hortaliza porque realmente merece la pena.

Como ya sabéis de todas las recetas mencionadas, si no están en la web, las podéis encontrar en el libro “1000 recetas para triunfar

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Otros artículos del blog

Переезд семей военнослужащих: как облегчить процесс

Комплексное руководство по переезду военнослужащих Перемещение на новую служебную должность для военнослужащего означает не только смену локации, но также шанс на развитие личностных и профессиональных

Leer más »
sra
Quien soy
Maria Rosa Ganduxer

El interés que siento por la cocina se despertó en mí a una edad muy temprana. De hecho, recuerdo que a los doce años empecé a tener mi primera colección de recetas que he ido ampliando con el paso del tiempo.

Hace unos ocho años me propusieron escribir un libro que divulgara parte de mi recetario, cosa que llevé a cabo con prólogo del gran Joan Roca, a quien agradezco profundamente su apoyo y sus palabras.

A partir de la edición del libro he decidido continuar esta labor que tanto me apasiona para transmitir la cocina tradicional.

Últimos artículos
Sígueme en las redes sociales
No te pierdas nada del blog!!
¡Suscríbete! Tendrás un cupón del 15% de descuento para tu primera compra.
Productos tienda gourmet
Etiquetas
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío
      Calculate Shipping
      Aplicar cupón
      Forma parte de la comunidad gourmet

      Subscríbete y recibe un 15% de descuento