La cocina es un espacio de creación donde puedes dar rienda suelta a tu imaginación con la elaboración de nuevos platos e ingeniosas recetas. Pero cocinar es un proceso que puede requerir de mucho tiempo y dedicación, por ello es importante tener en cuenta algunos aspectos que pueden agilizar en gran medida el proceso.

Como sabemos que en ocasiones no dispones del tiempo necesario para cocinar, hoy te traemos 7 trucos que te ayudarán a ahorrar un poco de tiempo a la hora de cocinar, ensuciando menos, cocinando más rápido y aprovechando los alimentos al máximo ¡Volverás a disfrutar de la cocina!.

1. Haz una lista de los ingredientes que necesitas

Cuando vayas al supermercado, recuerda confeccionar una lista de la compra mensual o semanal con los ingredientes que necesitarás para la elaboración de tus platos. Otra opción es llevar directamente la receta de tu plato, para comprar las cantidades justas de cada alimento presente en la receta.

2. Ten a mano tus ingredientes y utensilios

Antes de empezar a cocinar es aconsejable que tengas a mano todos los ingredientes que necesitarás durante el proceso de elaboración de tu plato. Piensa que una buena “mise en place” es muy importante a la hora de cocinar, puedes cortar todo aquello que necesites y dejarlo apartado en pequeños bols para ir incorporándolos a medida que los necesites. Si además organizas los utensilios que utilizarás ¡podrás ponerte manos a la obra sin perder tiempo!

3. Déjalo todo limpio a tu paso

El momento menos agradable tras la preparación de un plato elaborado es recoger y limpiar todo aquello que has ido ensuciando. Puedes agilizar esta etapa final limpiando todo aquello que puedas mientras vas realizando otras tareas. Por ejemplo, si tienes que pelar muchos de los ingredientes, puedes ir desechando las pieles en una bolsa o un bol, así no tendrás que ir recogiendo todo lo desperdigado por la cocina y limpiar te será más fácil.

4. Lee toda la receta

Para no encontrarte con sorpresas a último momento, recuerda leer la receta hasta el final antes de empezar a elaborar tu plato. Es cierto que los ingredientes suelen estar al principio de la receta, pero puede pasar que algún ingrediente no se encuentre ahí y este entre los pasos de la receta. Dedícale unos minutos a la lectura minuciosa de la receta y podrás el tiempo de ir a por un ingrediente que no tienes en casa.

5. Aprovecha para dejar algo de comida preparada

Puede que durante la semana no tengas tiempo para cocinar y dediques los fines de semana a hacer platos más elaborados; para ahorrar algo de tu tiempo libre puedes cocinar una ración doble de algunos platos y conservarlos, ya sea en la nevera o en el congelador. Por ejemplo, las salsa, las cremas y algunos postres pueden conservarse durante un tiempo y utilizarse para otra ocasión. Recuerda que congelar y descongelar los alimentos debe hacerse de manera correcta, con tal de no perjudicar al estado del alimento.

6. Deshazte de las distracciones

Hoy en día contamos con múltiples distracciones que nos impiden realizar una tarea de manera rápida y ágil, por ello te recomendamos que dejes el móvil y apagues la televisión cuando estas cocinando. Con esta sencilla práctica, te concentrarás más a fondo en la preparación de tu plato, si es demasiado silencio para ti: prueba a cocinar con música o con la radio sintonizada.

7. Conviértete en multi-tareas

En la cocina es fundamental la capacidad para realizar múltiples tareas a la vez y estar pendientes de todas ellas ¡piensa en lo que tardarías si solo hicieras una cosa a la vez! Si dispones de varios fogones, intenta aprovecharlos a todos y mientras se cocinan tus ingredientes, aprovecha para lavar lo que has utilizado.

Con estos sencillos “tips” de cocina podrás ahorra tiempo sin dejar de disfrutar de la calidad de tus platos elaborados. Y tú ¿tienes algún truco que no hayamos mencionado? ¡Compártelo con nosotros!