Ya seas todo un manitas en la cocina o un novato que no sabe freír un huevo, seguro que en alguna ocasión te has planteado la compra de un robot de cocina. Y es que estos aparatos son capaces de hacer platos de lo más elaborado de una manera rápida y sencilla. Además ofrecen una gran comodidad, ya que te permite programarlo y cuando llegas a casa después de una dura jornada de trabajo, tienes tu comida lista para servir. Todo ello sin que parezca que por tu cocina haya pasado el séptimo de caballería.

Tipos de robots de cocina

Según sus funcionalidades puedes encontrar en el mercado el tipo de robot de cocina que mejor se adapte a tus necesidades. Básicamente, se dividen en los siguientes tipos:

  • Procesadores de alimentos: Sus funciones principales son las de picar, cortar, trocear o moler. Este tipo de aparato no cocina no pesa y suele incluir varios accesorios que van en función de su precio y potencia. Por lo que podrás elegir entre una gran variedad.
  • Batidoras amasadoras: Especialmente indicadas para repostería, amasan, mezclan, baten y montan, pueden además utilizar accesorios que te permiten trocear, rallar e incluso hacer helados. No son excesivamente grandes y pueden alcanzar precios elevados si te acudes a las marcas más reconocidas.
  • Ollas programables: Muy útiles para personas que no tienen tiempo para cocinar. Entre sus funciones destacan las de asar, cocer y hornear. Dentro de esta opción puedes encontrar una amplia variedad de precios para todos los bolsillos.
  • Robots de cocina multifunción: Es la opción más completa de todas, así como la más cara. Sin embargo si quieres una máquina de lo más versátil, es la mejor opción. Entre sus funciones están la de cocinar, pesar, triturar o cortar.

Ventajas de los robots de cocina

Una de las principales ventajas de los robots de cocina es que te permiten simplificar el proceso de cocinado de platos muy elaborados. Ya que en un mismo aparato te permiten cocinar un montón de alimentos sin necesidad de que utilices demasiados utensilios a la vez en tu cocina. Además son fáciles de limpiar así que en un momento estarán de nuevo listos para volver a usarse.
Para aquellos que no sepan cocinar, el robot de cocina puede ayudarte, ya que te indica paso a paso y de una manera sencilla los pasos a seguir en la elaboración de alimentos, como por ejemplo para hacer un postre.

Inconvenientes de los robots de cocina

Pero no todo van a ser ventajas, para aquellos que son más cuidadosos y que disfrutan no sólo del plato final, sino que además les encanta todo el proceso previo de elaboración, los robots de cocina se encargan de todo por lo que les va a privar de ese momento de elaboración con el que tanto disfrutan.
Otro de los inconvenientes suele ser su tamaño, más adaptado a las grandes cocinas de las casas norteamericanas que a los viviendas en los que solemos vivir aquí.

Pero quizás el principal inconveniente que encontramos está en su elevado precio, no sólo de compra, sino en el de los accesorios. Por lo que tendrás que valorar muy bien el uso que vas a hacer de él, puesto que muchos de ellos se acercan a los 1000 €.