La pasta es un alimento que en mayor o menor medida se consume con frecuencia en los hogares españoles. Por lo general, todos guardamos algún tipo de pasta en nuestras despensas por ser un ingrediente muy versátil para nuestras recetas y por funcionar muy bien tanto como plato único como guarnición.

La pasta está hecha básicamente de harina y agua, en algunos casos puede llevar huevo u otros ingredientes para hacerla más sabrosa. La harina utilizada tradicionalmente es la de trigo pero también puedes encontrar pastas con otras harinas como la de espelta, centeno, trigo integral, kamut, de quinoa o de legumbres.

Entre los tipos de pasta más comunes podemos encontrar pastas largas, cortas, secas, frescas o rellenas con sabor y aspecto diferente pero ¿sabrías identificarlas todas? Hoy repasamos los principales tipos de pastas italianas y sus nombres, además de darte algunos consejos para incluir este ingrediente en tus recetas.

Tipos de pastas italianas por su forma

Pasta larga

Entre los tipos de pasta larga que podemos encontrar están los siguientes:

  • Spaghetti o espaguetis: este tipo de pasta larga es alargada, redonda y de unos 25 centímetros aproxidamademnte. Su nombre varía en función de su diámetro y en los envases pueden identificarse con números: el spaghettini es el número 3, el spaghetti el 5 y los spaghettoni el número 8. Su tiempo de cocción suele variar entre los 8 y 10 minutos.
  • Tagliatelle o tallarines: también largos pero planos y de un largo similar a los spaghettis, en algunas regiones de Italia además de harina y agua llevan huevo.
  • Vermicelli: son muy finos, redondos y en ocasiones hechos con harina de soja con un aspecto similar a los fideos chinos. El origen de esta pasta esta disputada entre los países asiáticos e Italia
  • Capellini o cabello de ángel: son parecidos a los vermicelli pero no tan delgados.
  • Ziti: es una pasta de grano duro, muy parecidos a los macarrones por tener un agujero en el centro y de superficie lisa. Es típica de la gastronomía del sur de Italia, suele emplearse en ensaladas y lasañas.
  • Pappardelle: originarios de la Toscana esta pasta es larga, anchas (2 o 3 cm por lo menos) y por lo general se comercializan frescos. Pueden hacerse con o sin huevo, para distinguirlos los segundos tienen los bordes con pequeñas puntitas. Su tiempo de cocción si son frescos es de 3 minutos y secos de 6 a 7 para que queden al dente.

Para cocinar este tipo de pasta larga es recomendable seguir los tiempos de cocción indicados en el envase, ya que cada uno de ellos tiene un tiempo específico. Prepara recetas con pasta deliciosas siguiendo algunos de nuestros consejos para cocinar la pasta como un auténtico/a italiano/ana.

Pasta corta

Entre los tipos de pasta corta que podemos encontrar están los siguientes:

  • Penne o plumas: con forma cilíndrica, muy parecidos a los macarrones con la diferencia de que la forma de sus puntas es como una pluma. Si en su exterior son estriados su nombre es Penne rigate y si no lo es se llaman Penne lisce. Son originarios del sur de Italia.
  • Fusilli: podemos encontrarlos también con nombres como “fuchile”, “fussil” o “refusil”, es un tipo de pasta con forma helicoidal de unos 4 cm de largo. Por su forma, capturan muy bien los sabores de las salsas que los acompañen, también puede ser ideal para preparar ensaladas de pasta fría.
  • Maccheroni o macarrones: otro tipo de pasta que todos conocemos muy bien con forma de tubo curvado o recto. Dato curioso: los macarrones empezaron a formar parte de la gastronomía española en los años 60 más o menos, cuando ya era muy popular en el sur de Italia.
  • Farfalle: pasta corta de grano duro, parecidos a una pajarita y con los bordes dentados. Se cree que se originaron en el norte de Italia donde también son conocidos como strichetti, esta variante lleva huevo.
  • Gnocchi o ñoqui: es un tipo de pasta italiana hecha con patata, harina y agua con forma pequeña, ovalada y estriada en la superficie. La cocción de los ñoquis puede resultar complicada si no se vigilan bien cuando están en la olla, lo más importante es esperar a que salgan a flote y cogerlos con una espumadera mientras lo van haciendo. Te recomendamos que no esperes demasiado, ya que terminarán por deshacerse.

Pasta rellena

Entre los tipos de pasta rellena que podemos encontrar están los siguientes:

  • Raviolis: es un tipo de pasta con forma cuadrada, que pueden estar rellenos de vegetales, carnes o diferentes tipos de quesos. El tipo de masa para esta pasta es especial, ya que contiene más agua y menos huevo que otras pastas frescas. Otras pastas parecidas a los raviolis serían: los agnelotti, los cappelletti, los tarteletis o los sorrentinos (típicos de la gastronomía argentina).
  • Tortellini: es una pasta fresca rellena y redonda con las puntas juntas, como formando un pequeño anillo. Pueden estar rellenos tanto de verduras como de carne o queso.

El nombre de los diferentes tipos de pasta no están elegidos al azar, de hecho es una especie de pista si no sabes de que tipo de pasta italiana se trata. El nombre de la pasta va en función del tamaño de estas, así las pastas de un tamaño mayor son aquellas que acaben con el sufijo -oni o -otti y las de menor tamaño son las que acaban en -ini, -elli, -illi, -etti, -ine o -elle.

Además del sufijo, si el nombre de la pasta viene acompañado de un “mezze” significara que son la mitad del tamaño normal; o “rigate” que su superficie es estriada.

Ahora si que no te quedan dudas sobre los diferentes tipos de pastas, tanto secas como frescas, y sus nombres. ¿Cuál es tu pasta preferida? ¿Como te gusta cocinarla? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!