El arroz proviene de la semilla de una planta cultivada principalmente en China, Japón y Corea. Este cereal se considera uno de los pilares de la alimentación de diferentes culturas, sobretodo la asiática, y se trata del cereal más cultivado en todo el mundo.

El arroz es una fuente importante de energía, por lo que su función principal es darle al organismo lo que necesita para funcionar. Es rico en hidratos, minerales, fibra, calcio, hierro y vitaminas, su elevado valor nutricional lo convierte en un ingrediente que no puede faltar en las cocinas de todo el mundo. Además, al no tener gluten, puede incluirse en la dieta de personas celiacas o con intolerancia.

Tipos de arroz

Arroz salvaje, basmati, jazmín, rojo o vietnamita, son solo algunos de los nombres de arroces que te pueden sonar de los casi 80.000 tipos de arroz que pueden encontrarse según el Instituto Internacional de Investigaciones del Arroz con sede en Filipinas.

Por su forma, el arroz puede ser de grano corto o tipo japónico, medio o largo o tipo índica, cada uno de estos tipos de arroz se utilizará en la cocina de una manera o de otro. El arroz de grano corto se utiliza para preparar arroz y es típico de Asia, el de grano medio se usa con más frecuencia en platos europeos y, el de grano largo, se consume más en países asiáticos y en Estados Unidos.

  • Arroz redondo

    El arroz redondo es de la variedad japónica y probablemente es la más extendida en el mundo. Este tipo de arroz es de cocción homogénea y en la cocina es muy valorado por su capacidad para absorber el sabor de los alimentos con los que se cuece. Suele utilizarse para elaborar paellas, arroces caldosos o guisos.

  • Arroz bomba

    Este variedad, también de grano corto, es ideal para elaborar un plato muy típico de la gastronomía española: la paella, y otros tipos de recetas mediterráneas con arroz. Si se cocina bien no se pasa y queda suelto, su principal característica es que durante la cocción en vez de abrirse o romperse, se abomba.

  • Arroz largo

    De la variedad índica, este tipo de arroz es largo y fino, lo que hace más difícil que se pegue durante la cocción y si se prepara bien queda suelto. Por su textura ligera y esponjosa, es ideal para preparar ensaladas frías o como guarnición para platos con verduras, carnes o pescados.

  • Arroz basmati

    Este arroz cultivado en la India y Pakistán este arroz es de grano largo, fino y su aroma es inconfundible, quizás de ahí su nombre en hindi que traducido sería algo así como “Reina de las fragancias”. Te recomendamos que para cocinar arroz basmati lo remojes antes, ya que se caracteriza por alargarse durante la cocción y romperse; es ideal para ensaladas, platos con curry y muy especiados o para darle un toque exótico a cualquier guarnición.

    como cocinar platos con arroz

  • Arroz jazmín

    El arroz jazmín o thai de grano largo y fino es originario de Tailandia, se caracteriza por su sabor floral, aromático y delicado. Es ideal para acompañar platos con curry, verduras salteadas, ensaladas o cualquier tipo de plato de la cocina asiática. Eso sí, recuerda lavarlo con agua fría antes de cocerlo.

  • Arroz integral

    El arroz integral, a diferencia del resto de variedades, conserva la cáscara o el salvado, el pericarpio (la parte del fruto que recubre la semilla) y la piel que recubre el grano del cereal. Al no estar tratado de ninguna manera, es más rico en fibra y otros nutrientes. Su textura es más dura, masticable y con un sabor ligeramente similar a los frutos secos. Puede utilizarse en platos con verduras o como acompañamiento. Cabe destacar que para cocinarlo se necesita más tiempo que el arroz blanco.

  • Arroz salvaje

    El arroz salvaje, a diferencia del resto de arroces hasta ahora mencionados, no esta relacionado directamente con la especie Oryza sativa. Este tipo de arroz es originario de Europa, Asia y América del Norte y proviene de un tipo de hierbas acuáticas en lagos, estanques, deltas, estuarios y otras zonas húmedas. Los granos del arroz salvaje son inconfundibles: largos, oscuros, finos y muy perfumados, entre sus propiedades se puede destacar su alto contenido en fibra, proteína, potasio, fósforo y vitamina B. Puedes comerlo solo o mezclado con otros arroces si quieres suavizar su sabor.

Además de las diferentes variedades de arroz que podemos encontrar, podemos clasificar el arroz por su forma o por el proceso al que haya estado sometido. Podemos distinguir dos tipos de arroces diferentes: los vaporizados y los precocidos, según el proceso que hayan pasado. El primero, es aquel al que le han quitado el salvado con agua, lo que hace que los nutrientes de esta fina capa no se pierdan. El segundo, es un tipo de arroz que ha sido sometido a un tratamiento de calor para acortar su tiempo de cocción.

¿Qué tipo de arroz utilizas para tus platos? ¿Conocías estas variedades? Cuéntanos cuál es tu favorito en los comentarios.