¡Es época de castañas! ¿Qué hay más típico que esto en otoño?
Las castañas aparte de ser un alimento muy rico y muy versátil para distintos platos caseros, su contenido en fibra y nutricional le proporcionan una distinción altamente valorable; un regalo de Otoño.

En el siguiente artículo vamos a ver un poquito desglosado sus principales características y de qué formas las podemos cocinar.

¿Qué sabemos de las castañas?

Lo cierto es que las castañas son un alimento tremendamente fácil de distinguir, además de ser muy características, ya que el fruto del castaño se desarrolla en una especie de cápsula espinosa (un erizo verde). Es bueno saber que en cada erizo hay de 2 a 3 castañas pero que las más apreciadas son las que se han desarrollado ellas solas en uno solo.

Las castañas son ricas en nutrientes, aportando principalmente fibra e hidratos de carbono. Estos frutos secos poseen potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio,ácido fólico, hierro, zinc, selenio y yodo. Pero además la castaña contiene vitaminas E y del grupo B.

Cómo pelar las castañas

No hay duda que antes de asar las castañas.,es importantísimo saber cómo pelarlas bien. Solo tienes que hacer una pequeña incisión en cada castaña, suficientemente hondo como para traspasar las dos pieles y que luego sea más fácil pelarlas.

Hay un método tradicional para preparar las castañas a base de fuego y brasas, pero si no tienes a mano una brasa o chimenea, hay alternativas que dan un resultado muy bueno, aquí te presentamos algunas:

  • Al fuego
    Es una buena opción, ponemos las castañas en un sartén especial que tenga agujeros. Lavamos, secamos y hacemos el corte que hemos comentado. Lo importante es ajustar para que no queden chamuscadas pero tampoco crudas y duras por dentro.
  • Al horno
    Si vas a preparar más cantidad y importa esperar un poco más, es la opción más cómoda y productiva. Metemos directamente sobre la bandeja o sobre un papel de horno y ponemos a 200 o 250 grados unos 20 minutos.
  • Al microondas
    La verdad es que es un sistema que hemos usado mucho en casa y que resulta práctico, rápido y limpio. El resultado no es tanto una castaña asada tradicional sino como una cocida. Ponemos en un recipiente apto para microondas y tapado. A continuación las tenemos unos 2 minutos (3-4 minutos dependerá de la cantidad) a 800W.

Consejos para comprar castañas y conservarlas correctamente

En un supermercado podemos encontrar frescas, asadas, peladas, en botes, envasadas y congeladas.
A la hora de comprar castañas frescas, debes elegir aquellas que sean grandes y que pesen, estas tienen una corteza lisa y brillante sin manchas y cortes. De esta manera tendrás unas castañas de calidad. Ten en cuenta que las primeras frescas aparecen en otoño. !aprovecha la temporada!
Para conservarlas correctamente pontelas en cestos o en papel, en un lugar fresco y seco, o si vas a guardarlas en la nevera te pueden aguantar hasta 1 mes o en el congelador hasta 6 meses.

De esta manera y con todo lo comentado, la castaña es un producto muy versátil para acompañar y complementar con un toque distinto al habitual en nuestros platos caseros con castañas., además de aportar ese valor nutricional y saludable que nos hace falta en una buena dieta.

!Disfruta el otoño y de las castañas!