croquetas pescado verduras

Croquetas de pescado y verduras

60 , Cocción: 45 min
Dificultad: Medio
6 Comensales

Descripción

Las croquetas son una receta muy típica de la gastronomía española, en cualquier punto del país se pueden encontrar. Es un formato que suele gustar a todo el mundo. En este caso cocinamos croquetas de pescado y verduras; cremosas, sabrosas y deliciosas. Las croquetas permiten camuflar un poco los ingredientes originarios, por eso estas croquetas son ideales para niños y para los poco amantes del pescado y las verduras los cuales también disfrutaran de ellas.

Ingredientes
  • 200 gr de rape.
  • 4 gambas.
  • 1 calamar.
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 1 calabacín.
  • ½ pimiento rojo.
  • 1 huevo.
  • Pan rallado.
  • Pimienta blanca.
  • 50 ml de aceite de oliva.
  • Sal.

Bechamel:

  • 60 gr de harina blanca..
  • 1 litro de leche.
  • 50 gr de mantequilla.
Preparación

  1. Lavar y secar el rape
  2. Sacar la piel negra del calamar y sus tentáculos.
  3. Retirar las cáscaras de las gambas y guardar la
    carne.
  4. Pelar la zanahoria y el calabacín.
  5. Sacar las semillas del pimiento y las partes más
    duras del puerro.
  6. Picar todo el pescado y las verduras.
  7. En una sartén calentar el aceite y freír las
    verduras junto con el pescado.
  8. Salpimentar al gusto.
  9. Una vez hecha la bechamel, añadir todo el
    pescado y las verduras.
  10. Cocer todo junto durante unos minutos.
  11. Rectificar el salpimentado.
  12. Retirar y colocar la masa de croquetas en una
    bandeja plana hasta que se enfríe.
  13. Al día siguiente, hacer las croquetas.
  14. En un plato batir el huevo.
  15. Pasarlas por el huevo batido y el pan rallado.
  16. En una sartén calentar el resto del aceite y freír
    las croquetas por todos los lados hasta estar
    doradas.
  17. Retirarlas y dejar escurrir con papel de cocina
    para perder todo el aceite.
  18. Ponerlas en una bandeja de servir.

Bechamel:

  1. En un bol con 30 ml de agua deshacer la harina.
  2. En una sartén derretir la mantequilla.
  3. Añadir la harina disuelta.
  4. Verter poco a poco la leche, remover con una
    cuchara de madera sin parar y hasta que la
    bechamel esté espesa y con la cantidad deseada.