El fregadero es la zona de lavado de todos y cada uno de los utensilios de tu cocina, por él pasan restos de comida y suciedad de todo tipo que pueden fomentar la proliferación de hongos y bacterias perjudiciales. Por eso, la limpieza del fregadero debería ser una de nuestras prioridades cuando limpias la cocina en general.

El fregadero es un objeto de uso diario en todas las cocinas del mundo, además de utilizarlo para lavar y aclarar platos, se utiliza para lavar frutas, verduras, escurrir la pasta, etc. Si esta zona no está en perfecto estado, es probable que alguno de estos microorganismo acabe en tu plato de comida. Por ello, hoy te damos algunos consejos útiles para mantenerlo siempre limpio e impecable.

7 consejos para mantener el fregadero limpio e impecable

 

  1. Evita dejar restos de comida acumulados

    Limpiar los platos y recogerlo todo justo después de terminar una comida o cena no apetece ¡lo sabemos! Pero deberías tener en cuenta que cuanto menos tiempo pasan los restos de comida acumulados en tu fregadero, menos posibilidad hay de que las bacterias proliferen. Tras lavar tus platos, enjuaga el fregadero al momento, así además de evitar que aparezcan microorganismos perjudiciales evitarás que se incrusten restos de comida en su superficie.

  2. Repasa el desagüe

    ¡El desagüe es la parte más importante del fregadero, por él pasa todo tipo de restos de comida que pueden causar malos olores e incluso llegar a atascarlo. Adicionalmente de limpiar bien el desagüe y retirar los restos que hayan quedado incrustados, es recomendable utilizar algún producto comercial de vez en cuando para prevenir los atascos.

  3. Limpia a fondo la superficie del fregadero

    Quizás no puedas dedicarle demasiado tiempo a la limpieza del fregadero una vez has acabado de limpiar los platos, por ello es recomendable que una vez a la semana hagas una limpieza a fondo de su superficie. Utiliza jabón en abundancia y agua caliente para eliminar cualquier resto de grasa. A continuación, pasa un trapo limpio y seco para retirar las gotas de agua y evitar la formación de cal en el fregadero en las paredes, este último paso es importante para mantener tu fregadero limpio y brillante.

  4. Mantén tus bayetas y estropajos limpios

    No debes olvidar que las bayetas y estropajos son los objetos con los que das el último repaso a tu fregadero, por ello es fundamental que estén siempre limpios. Es el caso de las bayetas, lo más importante es enjugarla bien tras su uso, para evitar que queden húmedas y se formen hongos.

    Para la limpieza de los estropajos puedes utilizar tanto lejía como productos detergentes para el lavavajillas con efecto desinfectante, así evitaras que en su interior proliferen bacterias. Recuerda poner las bayetas y trapos en la lavadora para limpiarlos a fondo y cambiarlas con frecuencia.

  5. Utiliza lejía y productos de limpieza para el fregadero

    El poder desinfectante de la lejía y otros productos específicos para la limpieza del fregadero son la solución definitiva para ayudarte a mantener tu fregadero siempre limpio. Te recomendamos que cada 2 o 3 días pases una bayeta humedecida en agua con lejía y, para acabar, tires un chorro por el desagüe para eliminar cualquier mal olor y evitar los atascos.

  6. Hazte con un tapón para el sumidero

    Los tapones para sumidero son la forma idónea para evitar que los restos de comida lleguen hasta las cañerías del desagüe y las atasquen. Son objetos muy necesarios y de bajo precio que pueden encontrar en cualquier tienda; recuerda que estos también necesitan una buena limpieza y mantenimiento para evitar la formación de hongos en la goma.

  7. Intenta ser constante en la limpieza del fregadero

    La limpieza del fregadero no lleva bastante tiempo, pero si que es necesario hacer un mantenimiento semanal que no debes olvidar. Te recomendamos que para mantener tu fregadero más tiempo limpio recojas todo a tu paso mientras cocinas, y tras acabar de comer o cenar, evita dejar platos acumulados en el fregadero. Estas sencillas acciones te librarán de invertir mucho tiempo en la limpieza del fregadero además, si vacías el fregadero en poco tiempo, tu cocina se verá más organizada y limpia.

Con estos sencillos consejos conseguirás mantener la zona del fregadero impecable y libre de microorganismos perjudiciales para tu salud. ¡Cuéntanos tus trucos mejor guardados para la limpieza de tu fregadero!