Bio, ecológico, orgánico, sin gluten, tabla de valores nutricionales… Últimamente nos encontramos con nuevos conceptos en el etiquetado de los alimentos, sobre todo en los que se consideran de nueva generación y se presentan como mucho más beneficiosos para la salud.

Pero aunque sabemos que son alimentos más saludables que los puramente industriales, en ocasiones no tenemos muy claro cuáles son las diferencias entre estos nuevos conceptos que nos dan información nutricional de los alimentos.

¿Qué debe tener una etiqueta de alimentos? ¿Cómo leer una tabla nutricional? Con este post te queremos ayudar a interpretar las etiquetas de los alimentos para que puedas comprar de una forma más consciente. Empezamos con los conceptos más básicos para entender cómo leer etiquetas de alimentos.

El etiquetado de alimentos en España

La AECOSAN, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, ha establecido las normas generales de etiquetado en España. Las directrices de la normativa de etiquetado de alimentos son principalmente las siguientes: el número de lote de los alimentos debe estar identificado y expresado, al menos, en lengua española. Además, debe ser claro y legible.

Información alimenticia en el etiquetado de productos

En todas las etiquetas de productos comestibles es obligatorio que aparezca la información nutricional. Los elementos a declarar obligatoriamente en la tabla nutricional son: el valor energético, las grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares totales en los alimentos, proteínas y sal. Además se deben declarar por 100gr o por 100ml, para poder comparar una porción con el contenido entero del producto o aliemnto.

Esta información en las etiquetas de productos alimenticios se puede complementar con indicaciones sobre el valor energético con pictogramas o símbolos como el típico sistema de semáforos, para hacerlo más entendible de cara al consumidor.

El país de origen también debe ser indicado de forma obligatoria en el etiquetado de alimentos como la carne fresca de vacuno, cerdo, ovino y caprino, y aves de corral. También de las frutas y verduras, la miel y el aceite de oliva. Esta es una información obligatoria del etiquetado de alimentos, tanto en etiquetas de alimentos procesados como en etiquetas de productos artesanales.

En las etiquetas de los alimentos también deben figurar los alérgenos siempre con una letra o color que llame la atención del consumidor y destaque del resto.

Diferencias entre la procedencia y elaboración de los alimentos

Aparte del etiquetado nutricional, encontraremos información sobre cómo se han elaborado los productos. Es aquí cuando hablamos de las diferentes categorías de alimentos.

alimentos organicos vs transgenicos

Alimentos orgánicos

Es probable que hayas oído o leído sobre los productos orgánicos, pero ¿qué son realmente? Para que un producto sea considerado orgánico, debe estar libre de químicos. Y no sólo el producto en sí, sino la tierra en la que ha crecido –en el caso de los vegetales- o el pienso del que se ha alimentado – en el caso de productos de origen animal.

Alimentos Km 0 o de proximidad

Los alimentos km 0 o de proximidad son aquellos que suelen recogerse en temporada y en su momento de maduración óptimos que no deben realizar un gran viaje hasta llegar al supermercado. Por lo general, no se someten a ningun procedimiento químico adicional ya que llegan en perfectas condiciones para su consumo.

Alimentos sin azúcares añadidos

Es un término muy confuso, ya que un producto puede tener azúcar por sus propias características (por ejemplo, los zumos de fruta) pero estar libre de azúcar añadido. Si está libre de azúcar añadido quiere decir que no se le ha agregado azúcar en el proceso de producción.

Alimentos naturales y sin aditivos

Los productos naturales hacen referencia a aquellos que provienen de la naturaleza. Este concepto sirve muchas veces para hacer creer al consumidor que son productos orgánicos y, por tanto, libres de químicos. Pero no hace referencia a nada más que al hecho de que el alimento proviene en su origen de la naturaleza. Por ello, puede aplicarse a todos los alimentos. Si en el envase pone que el producto no lleva aditivos, quiere decir que el producto –que, recordamos, viene de la naturaleza- no ha sido tratado con ningún químico.

Non-GMO y alimentos transgénicos

El concepto “Non-GMO” quiere decir que el alimento no está genéticamente modificado y que toda la cadena de producción está totalmente libre de productos con modificaciones genéticas. Cuando hablamos de alimentos transgénicos hacemos referencia a aquellos que han sido producidos a partir de un organismo modificado mediante ingeniería genética, como por ejemplo los cereales de desayuno, algunos aceites, salsas, chocolates y golosinas, mermeladas o galletas.

Como puedes ver, los elementos y el contenido de una etiqueta de un producto alimenticio nos dan informaciones muy importantes sobre lo que consumimos. Por ello es tan importante saber qué debe contener una etiqueta de un producto alimenticio y cómo leerlas correctamente.