Platos, sartenes, ollas, alimentos… En la cocina encontramos muchos objetos que requieren movimiento. Por ello es importante aplicar una buena organización de la cocina, que sea práctica, ordenada y compatible con el día a día. Saber cómo organizar la cocina hará que los ratos que pasemos en ella sean más agradables y, ¿por qué no? que al cocinar más a gusto, nuestros platos queden más sabrosos.

Todos hemos soñado alguna vez con tener una cocina de ensueño, aunque uno de los problemas de nuestro día a día sea cómo organizar una cocina pequeña. A continuación te presentamos algunas ideas para ordenar tu cocina. ¡Maximiza el espacio y convierte tu cocina en un espacio de revista!

  1. Aprovecha armarios y puertas

    En lo que a trucos para ordenar la cocina se refiere, los raíles, ganchos y colgadores serán tus mejores aliados. Colócalos en las superficies interiores de las puertas de los armarios para colocar, por ejemplo, los productos de limpieza, o colgadores para trapos y paños.

    Dependiendo de lo que se guarde en cada armario, y de si tiene estanterías dentro o no, podemos también colocar estantes o cestas colgantes en el interior de sus puertas. Esta es una buena idea para, por ejemplo, el clásico mueble de debajo de la pica en el que solemos guardar productos de limpieza o botellas y que no suele tener estanterías.

  2. Usa cestas y cubetas

    Si tu objetivo es tener una cocina organizada, cuenta con cestas y cubetas. No sólo son bonitas, sino que también son prácticas para meter en ellas las típicas cosas pequeñas que tienes por encima de la encimera o la mesa, como el azúcar, la sal o los botes de especias. Si además utilizas cestas y cubetas para todo lo que guardas dentro de los armarios, como por ejemplo la pasta y el arroz, latas y botes de conservas, harás que todo quede al alcance de tu mano pero fuera de tu vista.

    Las cestas son uno de los aliados perfectos para guardar y organizar los objetos de tu cocina. Los hay de plástico, de mimbre o metálicos, con aires vintage, rústico o minimalista. ¡Sólo tienes que escoger los que encajen mejor con tu estilo!

  3. Tarros y botes para tu despensa

    ¿Cómo organizar una despensa? Probablemente, uno de los sitios más complicados de ordenar sea éste, donde almacenamos los productos básicos de nuestra cocina. La mayoría de personas los guardan con el packaging original y los cierran con pinzas, como suele ocurrir con la pasta, el arroz, la harina o el café.

    Los tarros y botes te ayudarán a tener los armarios de la despensa mucho más ordenados y limpios. Además, los alimentos se conservarán mejor ya que estarán bien cerrados y mantendrán sus propiedades al estar protegidos del polvo.

    Hay muchos tipos de tarros y botes, y una buena idea es escogerlos de diferentes tamaños, según lo que vayas a guardar dentro. Puedes además decorarlos con etiquetas en las que escribir el nombre de lo que hay dentro e incluso situar algunos fuera del armario, a modo decorativo, dando un toque hogareño.

  4. Pásate al almacenaje vertical

    Otro de los trucos para organizar tu cocina es aprovechar al máximo los espacios verticales, no sólo los planos. La típica pared que queda vacía y en la que no cabe un armario puede servir como espacio de almacenaje y, además, ser decorativo. Lo mismo ocurre si la nevera tiene un lateral descubierto.

    Instalar los típicos tableros que se suelen usar en los talleres para las herramientas nos sirve para colgar los utensilios de cocina e incluso piezas de la vajilla. También puedes colgar ollas y sartenes. Una buena idea es colocar rieles metálicos en los que poner ganchos, escurridores o cubos. Una de las ventajas de este sistema es que lo puedes modificar a tu antojo y variar la estética de tu cocina cada vez que te apetezca.

  5. Los cajones de la cocina

    Los cajones de la cocina suelen estar llenos de cubiertos, pero también de todo tipo de trastos de la cocina, e incluso papeles que hace tiempo no consultamos. El uso de separadores es indispensable para cubiertos y otros utensilios, y de nuevo puedes usar en los cajones cestas, botes y tarros para ordenar las especias y condimentos.

  6. Organizadores de sartenes y tapaderas

    Los organizadores de cocina son un gran utensilio para organizar las ollas en la cocina, así como también sus tapas. Se acabó el colocar una olla sobre la otra y tener que desmontar torres inmensas (y ruidosas) en las que se mezclan sartenes, tapaderas y ollas, cada vez que queremos cocinar algo.

  7. Mantén el orden

    Es el mantra principal que debes repetirte. La cocina podría ser el espacio que menos costase desordenar de la casa, pero la clave está en la constancia. Mantener el orden día a día hará que tu cocina se mantenga limpia, ordenada y bonita, y te ahorrará la pereza de tener que dedicar largos tiempos a su organización.

Una cocina más limpia y ordenada te facilitará mucho la tarea de cocinar Y tú ¿cómo organizas tu cocina? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!