Desechar de los alimentos las partes con más nutrientes al momento de cocinarlos se hacía con mucha frecuencia, y fué exactamente ese uno de los escenarios que ha dado paso a la reaparición de esta técnica, que anteriormente ha sido practicada por nuestras abuelas con el transcurrir de los años, pero que sin duda ha venido a reinventar en la actualidad la gastronomía, debido a que trae consigo la búsqueda de una vida más saludable, ecológica y sostenible, lo que hace que sus ventajas no se limiten a ser una simple tendencia, sino que forma parte de ella contribuir con el ahorro y la originalidad, y así administrar responsable y apropiadamente los comibles para optimizar los ingredientes que compramos.
Implementando este método podrás obtenerlo todo y a la vez llenar de nuevos nutrientes tu cuerpo, pese a que son ventajosos para determinados aspectos de nuestra salud. Algunas de las ideas que te van a ayudar con la creación de platos nutritivos y diferentes son: las croquetas, fondos blancos, cremas y purés, las lasañas y sopas.

Alimentos que puedes reutilizar para preparar tus comidas

Parte fundamental de nosotros es la creatividad y con ésta es mucho lo que podemos lograr en todos los aspectos de nuestras vidas y la cocina no es la excepción, con ponerla en práctica daremos nueva existencia a aquellas comidas que considerábamos “viejas”, así como también a reducir el desperdicio de alimentos. Muchos de nosotros ya hemos adaptado a nuestro modo de vida el reciclaje, así que, dentro de los alimentos que puedes volver a utilizar para preparar otros platos te indico los siguientes:

  • Frutas maduras:
  • Podrás sacar provecho de sus nutrientes y sabores a través de la preparación de pan, mermeladas, dulces, cervezas artesanales, batidos y smoothies.

  • Cortezas de verduras:
  • Pueden servirte de guarnición, la puedes hacer salteadas o fritas, por otra parte también son funcionales para la preparación de aceites infusionados y salsas.

  • Las frutas ácidas:
  • Su corteza puede emplearse para la caramelización del azúcar, potenciar las infusiones y aromatizar. En la pastelería regularmente lo usan para dar terminaciones a los sabores de los postres.

  • Quesos áridos:
  • Basta con agregarle una pequeña porción de leche y hervirlo por unos minutos para que ablande, después podrás utilizarlo para acompañar un puré de patatas e inclusive añadirle a las pizza o hamburguesas caseras.

Aceites funcionales para condimentar tus platos de aprovechamiento

Al extraerse de frutos o bien semillas con gran volumen de ácidos grasos, los aceites vegetales aportan un sin número de propiedades y beneficios, dentro de los que se encuentran los omegas, vitaminas y antioxidantes.

Dicho esto, para la preparación de platos existen variados productos que pueden aprovecharse, sin embargo esta vez me centraré en indicarte los aceites que a mi criterio son funcionales para la condimentación de tus platos, los que son:

  • Aceite de limón:

  • aceite-limón
  •  

    Es propicio para la condimentación de pescados, mariscos, vegetales, pollo y carpaccio, su preparación la componen las aceitunas arbequinas y el limón, y es gracias a éstos proporciona un resultado sobresaliente en aroma y sabor.

    Su consumo ofrece múltiples beneficios para la salud dentro de los que mencionaré que combate las infecciones de tipo respiratorio como la bronquitis, es inhibidor de la inflamación, apoya la función inmune al estimular la producción de glóbulos blancos en la sangre, es gran calmante para la artritis, calma la acidez, ayuda a combatir el estreñimiento y promueve que se eliminen residuos, disminuye la presión arterial y tiene un efecto de mejora en la circulación sanguínea, desintoxica tanto la piel como el cuerpo de toxinas, controla las glándulas sebáceas que con unas de las responsables del acné, reducen los capilares rotos y las varices, y tiene efectos antiinflamatorios.

  • Aceite de boletus:

  • aceite-boletus
  •  

    Se elabora mediante la infusión de ingredientes naturales deshidratados, durante un mes antes de ser envasados, lo que hace más intensa su concentración del sabor y del aroma utilizando siempre los métodos tradicionales de maceración, es también ideal para sopas, salsas, cremas y carnes. Son fuentes de proteínas de alto valor biológico, poseen minerales beneficiosos como el hierro, potasio, cobre o fósforo, son una magnífica fuente de oligoelementos, como el azufre, el boro, cloro, cinc y manganeso, son ricos en ácidos grasos insaturados y fibra, tienen bajas calorías por lo que son ideales para dietas de adelgazamiento.
  • Aceite de mandarina:

  • aceite-mandarina
  •  

    Debido a que sus combinaciones compenetran perfectamente con el vigor de los cítricos y con la dulzura del aceite de oliva virgen extra, es muy práctico para la preparación de ensaladas, mermeladas y dulces.

    Tiene una extensa gama de beneficios para la salud, es efecto calmante, reduce tensiones y desequilibrios emocionales, actúa como sedante para aliviar la ansiedad, depresión y nerviosismo, promueve un sueño saludable, purificador de la sangre, controla los espasmos, contribuye en el perder peso, acelera el metabolismo, sosteniendo el estómago en buen estado y mejora la circulación y el equilibrio de los jugos digestivos en el estómago.

  • Aceite de guindilla:

  • aceite-guindilla
  •  

    Está compuesto por ingredientes naturales mediante la implementación de métodos tradicionales, es excelente para cocidos, pastas y pizzas, además se recomienda se use en pequeñas cantidades. Es un gran antioxidante, refuerza nuestras defensas, ayuda a cicatrizar las heridas, favorece la absorción del hierro en el organismo, tiene un alto contenido en minerales, especialmente en fósforo, magnesio, potasio, calcio, ácido fólico y betacarotenos, es un producto que aporta un enorme aroma a los platos, también brinda otras propiedades para la salud como aliviar los dolores de lumbago y artrosis, es antifúngicas, reduce el colesterol, estimula la circulación sanguínea y la respiratoria, acelera el metabolismo, consigue que se genere mayor mucosidad en el estómago, aporta mayor cantidad de vitamina C que los cítricos tomando en cuenta la cantidad que se consuma.
  • Aceite de oliva con azafrán:

  • aceite-oliva-azafrán
  •  

    Se recomienda usarse en crudo, se caracteriza por tener un aroma fuerte, su elaboración es a base de aceitunas arbequinas y hierbas frescas, cuya combinación da como resultado sabores y aromas únicos. Sabemos que las olivas tienen múltiples beneficios y al ser combinadas con el azafrán sirven para ayudar a la sudoración, restaura el equilibrio térmico de nuestro cuerpo, también es utilizado como astringente, tiene poder antiséptico, y es antiinflamatorio.

    Ahora sabes cuáles aceites puedes utilizar según cada plato, ten presente que es más conveniente usarlos en frío después de la cocción de los alimentos y que son sensibles al calor, lo que quiere decir que debes mantener control de la temperatura.