El ajo está presente en recetas tradicionales de la gastronomía española tan deliciosas como el salmorejo o el ajo blanco. Además de ser un ingrediente que aporta un sabor inconfundible a tus platos, cuenta con multitud de propiedades beneficiosas para el organismo. Tenemos claro que sin el ajo ¡muchas de nuestras no sería lo que son!

A pesar de todos sus beneficios, el ajo es un ingrediente que no gusta a todo el mundo por su fuerte olor o su sabor intenso y porque, en ocasiones, puede resultar indigesto.

¿Por qué se repite el ajo?

La explicación de por qué el ajo se repite o resulta indigesto radica en su composición y en las reacciones a nivel químico que se desencadenan en nuestro organismo al ingerirlo. El ajo (al igual que la cebolla) contiene compuestos sulfurados, lo responsables de su olor fuerte e intenso. Estos compuestos, tras pasar unas horas en el estómago, reaccionan en contacto con los ácidos de la digestión y provocan sulfuro de metilo-alilo, el culpable de que el ajo y otros alimentos se nos repitan.

Para que puedas incluir este ingrediente en cualquier plato sin que te siente mal, te dejamos estos 7 trucos para no repetir el ajo.

‘Tips’ para evitar que el ajo se repita

tipos y variedades de ajo

Utiliza ajos frescos

Si estas pensando en incluir el ajo en algún plato intenta utilizar ajos nuevos y de buena calidad, piensa que cuanto más frescos estén menos se repetirá. A la hora de elegir las cabezas de ajo intenta encontrar los que tienen la piel del diente de color morado y conservarlos en un lugar fresco y seco.

Retira el germen del ajo

En el interior de la cabezas de ajo se sitúa el germen, esta parte de color verde suele ser la culpable de que el ajo se repita. Para evitar este desagradable efecto basta con retirarla y utilizar con normalidad el ajo.

Utiliza otra variedad de ajos

Existen múltiples variedades de ajo que puedes utilizar si el ajo blanco se te repite demasiado, entre las más conocidas encontramos el ajo negro. El ajo negro no solo tiene una textura, sabor y olor más suave que el ajo convencional sino que tiene una lista interminable de propiedades beneficiosas para el organismo.

Dales un golpe de calor en el microondas

Si pones los ajos que necesites incorporar en la elaboración de uno de tus platos durante 1/2 minuto conseguirás que se suavicen y dejen de repetirse; con este sencillo truco con el microondas podrás consumir el ajo sin sentir ningún tipo de malestar.

¿Habías oído hablar de algunos de estos trucos para no repetir el ajo? ¿Qué te han parecido nuestras ideas? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios!