Es verdad que tras la crisis económica y su impacto en nuestro país, las familias españolas han sido más conscientes de las consecuencias de desperdiciar los alimentos. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer para conseguir reducir la cantidad de comida y alimentos que se despilfarran año tras año. Varios informes realizados por organismos competentes nos alertan del elevado desperdicio de alimentos a nivel mundial, para evitar este problema en tu hogar te traemos algunas soluciones que pueden servir para disminuir el desperdicio de comida.

El despilfarro de comida en España

Según un informe realizado por la FAO se desperdician 1/3 de alimentos de la producción anual para el consumo , lo que se traduce en unas 1300 toneladas aproximadamente. En España se tiran unos 7 millones de toneladas de alimentos y si nos fijamos en cada hogar, la cifra es preocupante: 1.325 millones de kilos, 25 kilos según nos informa el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en un estudio realizado en el 2015.

En este mismo estudio sobre el desperdicio de alimentos en los hogares de España se analiza también la naturaleza de los alimentos que acaban en la basura y el motivo por el que se acaban desechando. Según esta investigación, el 5% de los alimentos de nuestra compra acaban en la basura y suelen ser en mayor medida aquellos alimentos sin elaborar, como las frutas y verduras. El motivo de este despilfarro: según las encuestas el 72% de los consumidores reconocer desechar los alimento por no organizar bien la compra, el 50% se olvida de congelar y acaban por ponerse en mal estado y el 37% tira las sobras de la comida.

Soluciones para evitar el desperdicio de alimentos

Planifica la compra mensual

Para evitar el despilfarro de comida lo principal es controlar los productos que compramos durante la semana o durante el mes. Lo más sencillo para llevar un control sobre los alimentos es planificar la compra haciendo una lista de la compra mensual, de esta manera analizarás lo que realmente necesitas durante el mes y evitarás comprar productos de más que acabarán por ser desechados. Puedes elaborar un menú pensando lo que comerás cada semana teniendo en cuenta para cuantas gente debes cocinar, de esta manera las cantidades estarán controladas.

Presta atención a tu despensa

Antes de ir a la compra es preciso echarle un vistazo a la despensa o nevera para no comprar alimentos que ya tienes. Así te ahorrarás dinero y evitarás el desperdicio de aquellos alimentos que no has podido llegar a consumir por tener mucha cantidad. Recuerda además vigilar las fechas de caducidad, puedes comprar lo que caduca antes y organizarlo de manera que los productos con más margen de caducidad quedan detrás de lo que tienen una fecha de caducidad más próxima.

Utiliza recipientes para conservar los alimentos

Para conservar durante más tiempo los alimentos que consumes puedes utilizar papel film, papel de plata o recipientes de vidrio o plástico. Tapar correctamente los alimentos que guardamos en la nevera evitará que se acelere la descomposición, queden secos o pierda su sabor. Te recomendamos que los recipientes sean de plástico transparente, así los podrás identificar rápidamente y no los expondrás a cambios de temperatura constantes al abrirlos y cerrarlos constantemente.
almacenar alimentos

Organiza tu nevera

Para conservar mejor tus alimentos y evitar el desperdicio de comida debes mantener tu nevera bien organizada. Es importante que reconozcas los alimentos que se deterioran más rápido para consumirlos lo antes posible. Recuerda guardar las sobras de la comida en recipientes cerrados para su buena conservación y etiquetarlos para saber la fecha de su elaboración.

Descongela los productos de manera correcta

Si consumes regularmente productos congelados debes tener muy en cuenta cómo descongelar los alimentos correctamente para evitar la proliferación de microorganismos perjudiciales para tu salud.

Calcula las raciones para cada comida

La mejor manera de evitar que sobre comida es calcular las raciones exactas de los platos que elaborarás. Si finalmente sobra algo de lo que has preparado, puedes guardarlos y reutilizarlos para nuevas recetas, congelarlos o consumirlos en otro momento.

Además de implementar algunas de estas soluciones para evitar despilfarrar comida en casa lo más importante es empezar a ser consciente de la importancia de un consumo sostenible de alimentos. Además de contribuir en casa gastando menos en comida estaremos ayudando a reducir las alarmantes cifras de comida desperdiciada día tras día. Y tú ¿tienes alguna solución más para no tirar la comida en casa? ¡Cuéntanosla!