La democratización es un proceso de transición de un tipo de régimen a otro, en este caso hacia la democracia, la cual es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen conforme a mecanismos establecidos. La gastronomía es precisamente el estudio de la concordancia de cada persona con su alimentación y su entorno. No sólo estamos hablando de la parte culinaria y servicio en un restaurante, es un concepto integral.

Pero, ¿a que nos referimos cuando hablamos de la democratización de la gastronomía? Todo depende desde el punto de vista. Hay democratización de la gastronomía cuando en la actualidad se habla de los siguientes parámetros:

APERTURA DE LA COCINA

“ahora la cocina es para todos”; En tiempos pasados estaba reservada exclusivamente para unos pocos. Los más grandes secretos de recetas, técnicas y procesos se han visto develados debido al interés particular de las personas por saciar, no solo su apetito con buenos platos, sino adquirir conocimientosy práctica en la cocina, para así ser protagonista ante sus invitados y familiares como ente creativo en el ramo gastronómico. Ahora cocinar es un arte que ha rebasado la simple satisfacción de la necesidad humana de alimentarse. Esta evolución está siendo impulsada cada vez más por las redes sociales, el acceso al internet y la globalización mundial, que brindan información a las personas de recetas, procesos, sitios web, comercio de alimentos; por lo que está al alcance de todos.

COMPLEMENTO ENTRE COCINA, ARTE Y ESPECTÁCULOS

No solo se disfruta de un buen platillo en un restaurante. Muchos chefs han entendido que para captar su público objetivo debe buscarlo en otros espacios como en cines, museos, espectáculos musicales, exposiciones de arte, entre otros. Para ello, impulsado por la demanda creciente de nuevas sensaciones culinarias, el público acepta elevar el nivel de experiencias disfrutando el concepto de una exposición de pinturas asociado a un rico platillo alegórico a la misma. Quizás parezca costoso, pero es todo lo contrario, en la mayoría de los casos existe una relación ganar-ganar entre el chef, el público y el productor del evento donde todos perciben beneficios, tanto económicos, como de satisfacción personal. En definitiva ofrecer un producto de alta cocina, pero con procesos que disminuyan el costo del plato final.

RENOVACIÓN

No se trata solo de renovarse en la cocina o los aspectos gastronómicos; no es solo cambiar sino saber adaptarse a estos cambios. Es adaptarse a las nuevas necesidades culinarias, a la creciente demanda del público sobre productos y de nuevas experiencias. En tal sentido, si no se renueva el concepto del negocio gastronómico, la carta, los costos de los platillos con nuevos ingredientes, entonces simplemente te quedas rezagado con tendencia a desaparecer.

REDES SOCIALES

Indudablemente, las redes sociales tienen mucha influencia, o te impulsan o te destruyen. Como empresario o gerente de un negocio gastronómico, debes aprovechar el mercado que brindan estos espacios para dar a conocer tu empresa; pero, al mismo tiempo ofrecer el servicio de calidad que esperan los clientes. A través de éstos, se puede captar nuevos clientes y fidelizar a los que ya existen.

Con el boom de la “democratización de la alta gastronomía” se ha visto florecer también ese espíritu gourmet entre el público. Las personas se están familiarizando con nuevos conceptos en la cocina como espumas, gelatinas, nitrógeno, esferificaciones, entre otros. Los desea conocer, saborear y compartir; pero, lo más importantes es que ya los tiene al alcance de la mano. Cada vez son más los sitios que ofrecen estos productos… Ya no son sólo de una élite.