A la hora de cocinar es fundamental tener bien organizados todos aquellos elementos que necesitamos para la preparación de una comida, tanto los utensilios como los alimentos, especias y condimentos que utilizamos deben estar a la vista y a mano.

Por lo general, solemos utilizar una gran variedad de especias y condimentos para darle sabor a nuestros platos, como consecuencia, poco a poco vamos llenando nuestras estanterías de pequeños botecitos que no sabemos cómo ordenar o dónde colocar. A continuación, te dejamos 7 consejos que te ayudarán a mantener el orden de las especias en tu cocina.

  • 1.Etiqueta las especias por su nombre

    En ocasiones, las etiquetas de las especias son muy parecidas y no es posible diferenciarlas entre sí, por lo que etiquetar los botes con pegatinas llamativas o escribir el nombre de la especia con un rotulador y en letras bien grandes te ayudará a identificar rápidamente aquellas que quieres utilizar. Puedes pegarlas tanto en la parte frontal del envase como en la tapa, lo que sea más cómodo para ti.

    Si no tienes una estantería o balda específica para poner tus especias, puedes guardarlas todas en un cajón, de esta manera las tapas de los botes quedarán hacia arriba y podrás diferenciar todas y cada una de ellas.

  • 2. Evita acumular las especias comprando en pequeñas cantidades

    En ocasiones tendemos a comprar especias de más pensando que las podremos utilizar más tarde para alguno de nuestros platos. Poco a poco vamos acumulando más y más especias que acaban secas y en mal estado. Para evitarlo, puedes probar a comprar pequeñas cantidades de condimentos y guardarlos en botes de vidrio reciclados. Si compras un poco de todo, puedes estar seguro de que no se pondrán malas, en poco tiempo es probable que las hayas utilizado todas.

  • 3. Mantén los condimentos refrigerados a la vista

    ¡No te olvides de los condimentos en tu nevera! Puedes ordenar las salsas y aliños en la puerta de la nevera, así tendrás fácil acceso a ellos en el momento que estés cocinando. Puedes utilizar diferentes baldas de la puerta para ordenarlos por tipos de aderezo o de sabores, así los localizaras rápido y no perderás tiempo.

    Si en tu nevera guardas pequeños sobres de aderezos, como ketchup o mayonesa, puedes ponerlos todos juntos en un vaso de cristal, de esta manera evitarás que se pierdan por la nevera.

  • 4. Ten en cuenta la fecha de caducidad

    ¿Has comprado dos veces el mismo tipo de especia? No te preocupes, con este sistema de organización por fecha de caducidad tendrás controlado cual de ellas debes consumir primero. Este método garantiza que todas las especias y condimentos estén en condiciones perfectas para consumir: las nuevas detrás y las que llevan más tiempo en tu despensa primero.

  • 5. Decide la ubicación perfecta para las especias

    Posiblemente te hayas planteado esta cuestión más de una vez: ¿dónde puedo guardar mis condimentos? Es hora de plantearte si el sistema de almacenaje que estas utilizando es el más adecuado y óptimo para su conservación. ¿Es simple acceder a ellas? ¿Puedes identificarlas sin inconvenientes? Tienes muchas opciones de almacenaje: estanterías, despensas, cajones, baldas suspendidas en la pared o simplemente en la encimera encima de una bandeja organizadora.

    Si quieres tener las especias aparte y en una sección específica, puedes optar por hacerte con un especiero, tendrás tus botes ordenados y al alcance de tu mano. La situación dentro de tu cocina del especiero también es importante, debes mantenerlo alejado de cualquier electrodoméstico que libere calor, como la vitrocerámica, el microondas o los radiadores. Evita la humedad y busca una zona bien ventilada y seca.

  • 6. Diseña tu especiero

    Si tienes todas las especias diseminadas por diferentes estanterías, por la despensa o simplemente por la cocina, puedes diseñar tu mismo un especiero. Puedes encontrar muchas ideas para hacer un especiero con materiales reciclados como: cajas de botellas vino, cajones, palets de madera, cajas de refrescos o simples baldas para la pared ¡El límite está en tu imaginación!

  • 7. Escoge el envase ideal

    Conservar adecuadamente las especias es fundamental, debes pensar que deben su intenso sabor a las sustancias aromáticas presentes en su composición. Estos compuestos son volátiles y pueden perder sus propiedades si están expuestos al calor, la luz o la humedad. Por ello, es fundamental guardar las especias en envases con sistemas de cerrado hermético, ya sea de tapa, rosca o lata. Si te decantas por un envase de plástico, ten en cuenta que cualquier fisura que pudiera tener afectaría a la calidad del condimento. Ten en cuenta que el envase que escojas, además de mantener los condimentos en buen estado, debe acomodarse al especiero que tengas. Evita los frascos poco ergonómicos, demasiado pesados o demasiado grandes.

Las especias y condimentos son los mejores aliados en todas tus recetas, con estos sencillos consejos conseguirás tenerlas bien organizados y en perfecto estado. ¿Conocías alguno de estos trucos?, ¿usas algún otro? ¡Compártelo con nosotros!