La Navidad y el Año Nuevo son las épocas por excelencia para reunirse, disfrutar y celebrar con amigos, en familia o en pareja. Pero, a pesar de ser días festivos, el trabajo en casa no termina, es más ¡se intensifica! Las comidas y cenas navideñas suelen necesitar más dedicación, esfuerzo y planning que cualquier otro tipo de reunión en casa.

Por ello, en ocasiones, nos puede parecer que cocinar en Navidad o en Año Nuevo es un reto imposible de conseguir. En esta entrada te damos 7 consejos para que cocinar y preparar tu cena en estas fiestas te resulte más sencillo y práctico y, por supuesto, ¡sea todo un éxito!

7 consejos para triunfar en tus cenas navideñas y de Año Nuevo

  1. Presta especial atención a la materia prima

    Dedicar el presupuesto idóneo y tiempo para escoger la materia prima que utilizarás en tus elaboraciones marcará la diferencia entre un plato convencional y una auténtica preparación gourmet. Por ello, es fundamental que te cerciores en elegir productos e ingredientes de primera calidad.

    Si no dispones de un presupuesto demasiado elevado, lo más recomendable es que compres productos e ingredientes antes de las fechas señaladas y los congeles. Por ejemplo, el precio del marisco y el pescado se disparan días antes de la Navidad y el fin de año. Siguiendo estes consejo conseguirás un gran ahorro y podrás destinar ese dinero para otras compras importantes.

  2. Ten en cuenta gustos de tus invitados

    Tanto si tienes una gran familia como si has invitado a todos tus amigos a cenar, lo más importante es que se sientan a gusto y satisfechos con tu cena. Por ello, te recomendamos que antes de empezar a confeccionar el menú navideño hagas una lista con los comensales e intentes dar con un menú que se adapte, de manera general, a los gustos y preferencias  de tus invitados.

    Sabemos que es imposible que prepares un plato para cada uno, pero si puedes dar con un menú lo suficientemente versátil como para que todos queden contentos. Recuerda que en el caso de que alguno de tus invitados tenga alguna alergia, intolerancia o sean vegetarianos o veganos dispones de una gran variedad de recetas (igual de ricas que el resto) adaptadas para sus necesidades.

  3. No dejes nada al azar

    La organización es fundamental es estas fechas, sin ella tus comidas y cenas de Navidad o fin de año podrían transformarse en un auténtico desastre. La mejor manera de tenerlo todo controlado y organizado es haciendo listas, apuntar lo que necesitas te facilitará mucho la tarea tanto a la hora de comprar los ingredientes como a la hora de ponerte manos a la obra en la cocina. Además tener una lista de la compra confeccionada antes de ir a comprar evita el desperdicio de comida y te ahorra una cantidad de dinero considerable.

  4. Compra productos de temporada

    Productos temporada otoño
    Incluir productos de temporada en tus menús es un ‘tip’ culinario que nunca falla. Estos ingredientes se encuentran en su momento ideal para consumir, por lo al incluirlos en tus platos conseguirás un sabor excepcional. Puedes utilizar productos otoñales saludables como la calabaza y el boniato para preparar deliciosas cremas como esta o castañas, alcachofas, trufas o setas silvestres que pueden ser acompañamientos ideales para carnes y pescados.

  5. Prepara un menú navideño saludable y equilibrado

    Parece imposible poner en una misma frase “menú navideño” y “saludable” ¿verdad? Y es que, por lo general, las cenas de Navidad son copiosas, hiper-calóricas y pesadas. Si aún no tienes claro lo que cocinarás para la gran noche, te recomendamos que prepares platos saludables y equilibrados.Así es seguro que tus invitados, además de irse contentos, no acabarán con esa molesta sensación de pesadez en el estomago.

  6. Innova en tus platos

    Apostar por lo seguro en tu menú navideño no esta mal, pero si estas fiestas quieres preparar algo que sorprenda a tus invitados te recomendamos que arriesgues un poco y dejes un espacio para tu imaginación. Para innovar en tus platos no es necesario una elaboración digna de un chef de cocina profesional, basta con incorporar ingredientes con sabores especiales, texturas diferentes o con emplatar tus platos de una forma poco convencional.

  7. ¡No te olvides del postre!

    Los dulces son el broche final que toda cena de Navidad o de Fin de Año debe tener. Te recomendamos que apuestes por postres elaborados de manera artesanal y típicos de nuestro país como los troncos navideños, los turrones o el mazapán. Si la repostería es lo tuyo, incluso puedes preparar tú mismo/a el postre y deleitar a tus comensales con deliciosos postres caseros elaborados con productos de temporada típicos del Otoño y el Invierno.

Y tú ¿ya tienes pensando tus menús para estas fiestas? Desde 1000 Recetas para Triunfar esperamos que sea todo un éxito. Te deseamos Felices Fiestas y una buena entrada de año 2018.