A lo largo del año, podemos observar de qué manera la sección de frutas y verduras de los supermercados, y otros puntos de venta, padece cambios en lo que se refiere a las variedades que ofrece. Aunque hoy en día podemos disfrutar de cualquier fruta o verdura, independientemente de si es época o no, debes tener tener en cuenta que consumir productos de temporada tiene multitud de beneficios.

Beneficios de los alimentos de temporada

El avance en las técnicas de producción, conservación de alimentos y el transporte internacional permiten que podamos consumir productos de todo el mundo en cualquier momento del año. Este hecho, a pesar de parecer un avance, ha significado un paso atrás en la calidad de los productos que consumimos a diario.

Pero ¿qué es un producto de temporada? Los productos de temporada son aquellos que se encuentran en su punto óptimo de maduración, son frescos y no han pasado por ningún tipo de proceso que afecte a su calidad nutricional. El consumo de productos locales de temporada es beneficioso tanto para tu salud como para la economía local de tu ciudad.

  • Alimentos con mayor valor nutricional

    El principal beneficio que aportan las frutas, verduras y otros productos de temporada es su elevado valor nutricional. Estos alimentos conservan y mantienen sus propiedades nutricionales intactas, por lo que si los incluimos en nuestra dieta estaremos recibiendo grandes cantidades de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para el organismo.

  • Mantienen sus propiedades organolépticas

    Las frutas y verduras de temporada de temporada están maduras por lo que tienen una textura, olor, color y sabor característico, mucho más intenso que aquellas que han pasado por técnicas de producción artificial. Si incluyes alimentos de temporada en tus recetas, tus platos tendrán un mejor aspecto, sabor y por supuesto, serán muy nutritivos y saludables.

  • Contribuyen a la conservación del medio ambiente

    El impacto medioambiental que genera el consumir alimentos de temporada es considerablemente menor que el consumo de productos fuera de temporada. Además si consumes productos de proximidad (osea, de tu zona) estarás disminuyendo aún más el impacto que genera tu consumo, ya que los alimentos que consumen no habrán sido transportados desde un lugar lejano a ti.

  • Precio más económico y asequible

    Los productos de temporada suelen tener precios más bajos, por lo que consumiendo de alimentos de temporada conseguirás ahorrar una cantidad de dinero significativa que podrás aprovechar para otras cuestiones. Recuerda que si compras productos de temporada en tu localidad, también estarás impulsando la economía de tu zona y a los pequeños comercios.

Recetas con productos de temporada otoño-invierno

Durante los meses de más frío nuestro organismo necesita más que nunca la ayuda extra que nos proporcionan las frutas y verduras para mantenerse fuerte y sano. Por ello, en invierno más que nunca, incluir productos de temporada en nuestra dieta es muy importante.

alimentos de temporada otoño-invierno

La naturaleza es sabia, por lo que cada estación nos brinda alimentos que ayudan al organismo a aclimatarse a las condiciones de cada una de estas. Por ejemplo, en verano las frutas como la sandía o el melón nos ayudan a mantenernos hidratados, en cambio durante el invierno la composición de las frutas y verduras de temporada se vuelve más consistente y suelen ser alimentos ideales para consumir calientes.

A continuación te proponemos algunas deliciosas recetas elaboradas con productos de temporada otoño-invierno para que disfrutes de todas las propiedades de estos alimentos. Puedes consultar el calendario completo de frutas y verduras de temporada aquí, también encontrarás información detallada sobre sus características, su valor nutricional y su uso en la cocina.

Aperitivo: castañas asadas

Las castañas asadas son un producto muy otoñal, ideal para comer los meses de más frío y sobretodo si son asadas. Este particular fruto es bajo en grasa y rico en hidratos de carbono saludables. Puedes comerlas de diferentes maneras: crudas, hervidas, etc… Nosotros te proponemos asarlas al horno, ya que es la opción más cómoda y fácil.

Primer plato: alcachofas con boletus

La alcachofa es una hortaliza tan rica como versátil a la hora de cocinar, la mejor muestra de comer saludable no tiene por qué ser aburrido. En esta receta te proponemos combinar las alcachofas con boletus, un seta que hace aparición a finales del verano hasta el final del otoño. Esta elaboración es sencilla y no requiere de muchos conocimientos culinarios para que quede riquísima, los dos ingredientes que la componen son fáciles de preparar y muy nutritivos.

Segundo plato: pollo con calabaza

La carne de pollo es una carne blanca, baja en grasa, con pocas calorías y rica en proteínas además de nutrientes y vitaminas. En esta receta te proponemos guisar el pollo con calabaza, (rica en vitamina C y antioxidantes) puerros y pimientos, un plato rico y ligero apto para los paladares de niños y adultos.

Postre: magdalenas de boniato al vapor

Para finalizar esta propuesta de menú de temporada te proponemos una magdalenas de boniato al vapor, un postre sencillo de elaborar y de textura delicada y esponjosa. El boniato es un tubérculo rico en hidratos de carbono, proteínas, antioxidantes y minerales esenciales para el organismo, contiene vitamina A, C y E y es rico en ácido fólico.

Esperamos que nuestra propuesta de menú de temporada te haya gustado y recuerda: consumir productos de temporada no solo a tu salud, sino también a la economía local y al medio ambiente.