En esta ocasión queremos comentar y destacar las bondades superalimentarias que nos brinda el garbanzo; conoceremos su origen, sus usos, propiedades y muchas curiosidades sobre esta
legumbre muy consumida a nivel mundial. El nombre científico del garbanzo es Cícer arietinum L. Así como en el caso de muchos alimentos, su origen es impreciso; pero, se dice que se producía y consumía en la zona de extremo oriente entre Turquía y Siria hace unos 10.000 años. Posteriormente, se extiende al mediterráneo, a Persia, Asia Central, India, África y finalmente en América, precisamente a California, México y a todas las regiones con características de clima templado o seco. Su nombre en latín Cícer arietinum hace referencia a Aries, ya que el garbanzo se asemeja a la
cabeza de un carnero.

El garbanzo es una legumbre, es decir, es la semilla de una de las plantas de la familia de las leguminosas. Es una planta herbácea, de unos 50 cm de altura, con flores blancas con vetas
violeta, rosa o azul. Desarrollan una vaina donde se encuentran dos o tres semillas.

Propiedades de un acompañante nutritivo

Son energéticos, aportan buenas dosis de fibra, vitaminas B1, B6 y minerales como fósforo, hierro, magnesio y contienen ácido fólico. Además, es una fuente importante en hidratos de carbono de absorción lenta, asimilando gradual la glucosa.

  • Contribuyen a regular el colesterol en el organismo, ya que es una legumbre que aporta mucha proteína, con bajo nivel de grasas saturadas y rico en fibra.
  • La fibra que contiene ayuda a las funciones intestinales. Sin embargo, para evitar las flatulencias se recomienda triturar y retirar la piel, lo cual puede realizarse con un
    pasapuré.
  • Regulan la tensión arterial, ya que posee alto contenido en potasio y bajo sodio, lo cual favorece la diuresis o secreción de la orina.
  • Es conveniente consumirlos con algunos carbohidratos o proteínas tales como pasta, arroz, pan, carnes o pescados, ya que estos no contienen todos los aminoácidos
    esenciales.

El garbanzo se cultiva en el subcontinente indio, en el Mediterráneo, Australia, en las llanuras americanas y el oeste de Asia. India lidera los países del mundo en la producción de garbanzo y le
siguen: Pakistán, Líbano, Siria, Irán, Turquía, Australia, Argentina, Colombia y Chile.

Existen tres grupos de garbanzos

  • Desi: son los garbanzos más cultivados, de tamaño pequeño con color amarillo o negro.
  • Kabuli: son medianos y grandes, de tono más claro.
  • Gulabi: son de tamaño pequeño y lisos.

De estos tres grupos se derivan unas 40 variedades. En España se consumen unos cinco tipos de garbanzos: el de mayor demanda es el castellano; el blanco lechoso; el venoso andaluz; el pedrosillano y el Fuentesaúco. Los garbanzos como recurso gastronómico eficaz para complementar tus platos. Este alimento es muy consumido a nivel mundial, se pueden crear platos para todas las estaciones
del año; además:

  • Son una comida muy rica en nutrientes.
  • Se cocinan para preparar diversos platos deliciosos o se comen fríos en ensaladas; tales como: hummus o paté de garbanzos, falafels, en cocidos, caldos, potajes y pucheros,
    potajes y ollas, como el cocido madrileño, los callos y el potaje de Cuaresma, entre muchos otros.
  • También se trituran para hacer harina, con la cual se preparan varios platos, algunos fritos.
  • Se pueden combinar con otros alimentos tales como, cereales, hortalizas de raíz, la zanahoria, el nabo o la chirivía, que le aportan sabor y textura, al mismo tiempo que
    favorecen su asimilación.

El consumo de garbanzos aporta muchísimos beneficios para la salud; previene enfermedades cardiovasculares, regula el tránsito intestinal, elimina toxinas del hígado, mejora el funcionamiento de los riñones, entre otros. En el mercado se pueden conseguir diferentes tipos y en diferentes presentaciones: seco, en conserva, tostado, en harina (para preparar alimentos rebozados) o en forma de chips. Incluye los garbanzos en tu dieta; disfruta de sus beneficios y de su potente personalidad.