En verano es muy frecuente pasar días en la piscina, en el campo o a las orillas de nuestro mar Mediterráneo. Y como cada año cumplimos a rajatabla el ritual de comer en las playas, rodeados de nuestros amigos/as, pareja o familiares y es que ¿a quién no se le abre el apetito después de un buen baño en el mar?

Si no sabes qué comer en la playa o quieres cambiar los típicos bocadillos por algo más elaborado y nutritivo, en esta entrada te damos algunas ideas para preparar comidas playeras para triunfar. Además incluimos algunos consejos prácticos para facilitar la hora de comer en la playa.

5 ideas para preparar comidas playeras frías

  1. Tortilla de pimientos y habas

    Una familia española en la playa es fácil de reconocer, solo hace falta mirar si entre todos los tuppers hay uno de tortilla. La tortilla es el plato representativo de nuestra gastronomía, es ideal para comer tanto fría como caliente y muy fácil de hacer. Nosotros la preparamos de pimientos y habas, una variante original a la tortilla clásica que seguro hará las delicias de grandes y pequeños.  

    Ver receta: Tortilla de pimientos y habas

  2. Ensalada de aguacate

    Las ensaladas son elaboraciones frescas y nutritivas que además de mantenernos hidratados ante el calor son fáciles de digerir, a nadie le gusta esperar demasiado para un buen chapuzón, verdad? Por eso es uno de los platos ideales para tomar en la playa. Eso sí, te recomendamos que la prepares el mismo día y que la conserves en frío, en la neverita de playa por ejemplo.

    En esta ensalada de aguacate incluimos frutas para darle más sabor, frutos secos y semillas para hacerla lo más completa y saludable posible ¡te encantará!.

    Ver receta: Ensalada de aguacate

    comidas para llevar a la playa

  3. Brocheta de gambas y piña

    Saludable, ligero, fresco y sabroso… ¿que más se le puede pedir a un aperitivo playero? Su mezcla de sabores dulces y salados crea un contraste muy especial. Estas brochetas con gambas y piña natural además de ser fáciles y rápidas de preparar, pueden almacenarse con facilidad en cualquier tupper y pueden comerse tanto frías como calientes. Al igual que con las ensaladas, te recomendamos que las prepares el mismo día en el que vayas a la playa para que la fruta no se oxide y las gambas tenga más sabor.

    Ver receta: Brocheta de gambas y piña natural

  4. Hélices con zanahoria

    Las hélices de pasta con zanahoria son un plato rápido y sencillo capaz de conquistar el paladar de grandes y pequeños. Lo más destacable de esta receta es que puede tomarse fría perfectamente, por lo que puedes hacerlo un día antes o el día que vayas a la playa y comerlo sin problemas. En este caso nosotros lo preparamos con hélices de pasta pero puedes sustituirlos con el tipo de pasta que más te guste o incluso añadir más ingredientes.

    Ver receta: Hélices con zanahoria

  5. Fingers de pollo

    Esta receta de fingers de pollo además de ser una receta fácil de hacer es ideal para un picoteo playero o para llevar de picnic a cualquier lado. Puedes acompañarlos con alguna salsa casera o comerlos fríos tal cual, estamos seguro de que conquistará a todos tus comensales en cualquier ocasión.

    Ver recetas: Dedos de pollo

Consejos prácticos para comer en la playa

La arena, el calor, el poco espacio… a veces comer en la playa parece imposible. Para facilitarte un poco las cosas sigue estos consejos prácticos y preocúpate solo de disfrutar y comer bien.

  • Mantén la nevera siempre fría: aunque pueda parecer obvio, esta es una cuestión que muchas veces se nos olvida porque estamos más pendiente de otras cosas. Debes tener en cuenta que la nevera es la responsable de mantener tus comidas para la playa en el estado óptimo.
  • Lleva lo justo y necesario: a veces creemos que cuantas más cosas mejor, pero es totalmente al revés. Piensa en que todo lo que lleves de casa a la playa lo tendrás que cargar de ida y vuelta, montar y desmontar.
  • No te olvides de llevar servilletas y utensilios de plástico, así podrás comer de una forma más cómoda.
  • Las bebidas: mantenerte hidratado es fundamental cuando hace mucho calor, así que lleva agua suficiente para pasar el día. Puedes preparar alguna infusión fría, una limonada o zumos naturales. Te recomendamos que evites las bebidas alcohólicas ya que tienen a deshidratarte.
  • Incluye más fruta en tu comida playera: así te aseguras de que tu menú de playa tiene todos los nutrientes necesarios.

Ahora que ya ha llegado el buen tiempo aprovéchalo al máximo sin olvidar una buena alimentación. Y tú ¿tienes más ideas para preparar comidas para la playa? Cuéntanoslas en los comentarios.