¡Que levante la mano a quién le guste la comida asiática! … suponemos que a muchas personas. Los platosorientales generalmente son de cocción rápida; es una cocina milenaria con técnicas propias de cada región, cargada de sabores, aromas y texturas crujientes que se perciben con todos los sentidos del comensal. Existe un utensilio que es casi indispensable a la hora de elaborar estas ricas elaboraciones, y es denominado Wok.

El Wok es un sartén originario de China, utilizado desde hace más de 3.000 años; posee una forma redondeada y curva, de 30 centímetros de diámetros con bordes altos, de aproximadamente 10 centímetros de profundidad y con un mango de madera o de algún otro material resistente al calor. Está elaborado con acero o hierro fundido y en otros casos con diferentes elementos para que no sea hagan tan pesados al momento de cocinar. Para dominar la técnica de cocción en Wok es importante, pero no imprescindible contar con los siguientes utensilios adicionales: una rejilla de metal que se cuelga en el borde para escurrir los alimentos ya cocinados, una espumadera de malla, un colador de bambú, una tapadera, una paleta de madera, cestillos para cocinar al vapor y un cepillo de Wok confeccionado con fibras de bambú.

plato hecho al wok

Algunas ventajas y pautas para utilizar un Wok

  1. Es Versátil: este sartén es utilizado para saltear los alimentos con constantes movimientos. Además sirve para freír, guisar, hervir y cocinar al vapor cualquier tipo de alimentos como verduras, carnes, mariscos, pescados, pastas y huevos entre otros.
  2. Temperatura uniforme: debido a su forma ancha y profunda produce diferentes zonas de temperatura: más caliente en el fondo, donde los alimentos se doran y cuecen rápidamente y templado por los laterales para mantenerlos calientes una vez cocidos.
  3. Comida Saludable: se requiere de poco o casi nada de materia grasa, como el aceite, para cocinar los alimentos. Por su rápida cocción, los alimentos quedan cocidos, pero dorados y crujientes; realza el sabor y el color, manteniendo un bajo aporte calórico y su valor nutritivo.

Ya hemos visto las principales ventajas que nos brinda la utilización del Wok en la cocina, pero para que el producto final sea de calidad, es necesario aplicar ciertas técnicas para lo cual es importante seguir estos consejos:

  1. Ingredientes: es preferible emplear ingredientes de calidad para cocinar, los cuales se irán agregando al Wok con respecto a su tiempo de cocción. Por lo general se saltean primero los de mayor dureza y seguidamente los más frágiles. De esta forma al final van a tener el mismo grado de cocción.
  2. Tipos de Corte: bien sea vegetales, verduras o carnes de todo tipo, se debe realizar un mismo tipo de corte uniforme para lograr que todos estén cocidos con un aspecto y texturas parecidos. Los tipos de corte más utilizados son: Julianas, cuadrados, bastones, rodajas, rombos. No olvides limpiar y desinfectar los alimentos antes de manipularlos.
  3. Mise en place: considerando que el tiempo de cocción en un Wok es bastante rápido, se requiere tener listo, clasificados y dispuestos en el mesón de trabajo, todos los alimentos e ingredientes a utilizar. Así evitaremos que se sobrecocinen unos ingredientes mientras perdemos tiempo picando o buscando otros.
  4. Cocinar en Wok: primeramente tener el fuego fuerte. Colocar el Wok en el fuego hasta que caliente por completo, luego agregar un chorro de aceite, pero sin que llegue a humear o a quemarse. Seguidamente, los alimentos en el orden en que los vayamos a incorporar hasta que obtengamos el plato deseado. En algunos casos, los ingredientes suelen estar previamente blanqueados.
  5. Mantenimiento del Wok: luego de cocinar, se debe agregar agua hasta que hierva para que despegue cualquier residuo de comida que haya quedado, seguidamente bajar del fuego, botar el agua y pasar un paño o repasador para limpiar. Llevar nuevamente al fuego para secar, retirar y frotar todo su interior con un poco de aceite. De esta manera evitamos la oxidación del Wok y estará listo para ser utilizado nuevamente.

Cocinar en Wok nos permite disfrutar de excelentes platos, la mayoría de ellos con una carga nutricional inalterable dado el método de cocción rápido implícito en su uso. Dada su versatilidad podemos preparar salteados, estofados, ricas comidas al vapor entre otros. En definitiva este utensilio es el rey de la cocina oriental.