“La repostería creativa, es la sublimación artística de la pastelería tradicional”.

Es el cambio o transformación de lo realizado tradicionalmente a un nuevo estilo con creatividad para obtener resultados sorprendentes.

La tradición de elaborar un bizcocho casero con la receta de la abuela, que viene de generación en generación, es un orgullo familiar. Pero si se le añade un poco de creatividad, seguramente derivará el algo maravilloso. El arte se ha apoderado de la cocina, tanto de la familiar como de la comercial. La gran variedad de postres no escapas a esta constante evolución gastronómica, donde la demanda de productos vanguardistas, de calidad y bien presentados no solo aporta una satisfacción culinaria al comensal, sino también que ese producto pasa a ser parte decorativa o complemento de cualquier celebración. Es una obra de arte que se exhibe para degustar en una fiesta, como un rico y hermoso pastel de bodas, o unos gustosos pero decorados cupcakes, por dar un par de ejemplos.
La globalización, el internet, las redes sociales y los reality show en televisión son coparticipes del impulso que ha obtenido la repostería creativa. Suficientes técnicas, recetas, sugerencias y comentarios para logar un buen producto están al alcance de la mayoría. Un gran contraste a lo que antiguamente eran secretos bien resguardados.

bizcocho leche

Las tendencias más destacables en repostería creativa

Veremos a continuación las tendencias actuales, más originales, de la repostería creativa:

Postres super healthy: encontramos en la actualidad postres ultra sanos, con alternativas libres de gluten y de azúcar. Sustituyendo ingredientes pocos antes usados como miel de agave, aceite de oliva, o azúcar vegetal.
Postres nostálgicos: en muchas ocasiones a todos nos pega la nostalgia y quizás añoremos comer un postre del pasado que quizás ya no se consiguen. Pues, la tendencia es que reaparecerán viejos clásicos como el sándwich de helado, los flotantes y budines, pero completamente renovados, muy modernos.
Tartas con infusiones de licor: ya se están creando pasteles para celebraciones rellenos de licores como el ron, crema irlandesa o vodka. Imagínate un cheesecake de piña colada o de caripirinha de fruta de la pasión.
Galletas extravagantes: la tendencia actual para elaborar galletas y donas, aparte de las ya tradicionales conocidas, es la de usar ingredientes exóticos como nueces, cardamomo, pistachos, higo, azafrán, ente otros.
Tartas: los pasteles de bodas en la repostería creativa están en constante evolución, marcando tendencias por épocas o en temporadas.

Veamos las actuales:

  • Drip Cakes: son pasteles donde su apariencia tiende a verse con un look orgánico y natural, destacando el goteo, por lo general crema o chocolate, que viene cayendo desde la parte superior. Por lo general lleva como detalle un pequeño arreglo floral.
  • Mármol: la cubierta de la tarta semeja a una pieza de mármol, limpio, con vetas sutiles como si en verdad fuese natural.
  • Negras: en este caso la cubierta de fondant o glasé es completamente negra, destacando detalles adicionales también en negro combinado con dorado o plata.
  • Pintadas a Mano: se crea una expresión artística vanguardista al crear un diseño pintado completamente a mano sobre el fondant; nada de plantillas ni aerógrafo.
  • Cake Pops: infaltable en el ranking en tendencias originales encontramos al cake pops, son unos bizcochitos con un palito y elaborados con los mismos ingredientes que los cupcakes o tartas. La creatividad se destaca en el toping con el cual puede cubrirse, los cuales pueden variar desde frutos secos, chocolates, azúcar entre otros.

En definitiva, en el ámbito de la repostería y especialmente la creativa, lo que cuenta es la dedicación y la imaginación para crear obras de arte que satisfacen. Ya no solo se necesita el sentido del gusto de las personas, sino también el sentido de la vista y el sano ego de contar con grandes obras para su degustación o celebración.