La manera en la que nos alimentamos afecta de manera directa a la salud de nuestro organismo, si nos alimentamos bien (con alimentos saludables) nos sentimos con más energía, mas contentos/as y nos enfermamos menos. Por el contrario, si nos alimentamos mal tendemos a padecer más enfermedades y no rendimos en nuestro día a día.

Funciones del sistema inmunitario

El sistema encargado de proteger nuestro organismo de enfermedades y mantenerlo saludable es el inmunitario, esta serie de estructuras y procesos biológicos nos mantiene a salvo de las agresiones del medio exterior como pueden ser microorganismos patógenos, la contaminación o la aparición de células cancerígenas.

Se compone por células específicas, los glóbulos blancos, que se crean en la médula ósea y son distribuidas a través de la sangre y el sistema linfático por todo el cuerpo. Podríamos decir que los órganos que lo forman son el bazo, los nódulos linfáticos, las amígdalas, algunas zonas del intestino y el hígado.

El buen funcionamiento del sistema inmune dependen de multitud de factores, alguno de ellos los podemos controlar con mayor facilidad y otros que no. Entre los más sencillos de controlar es la forma en la que nos alimentamos, una correcta alimentación con alimentos que refuerzan el sistema inmune es la forma perfecta para mantener este sistema saludable y a nosotros en plena forma.

Además de contribuir a reforzar nuestras defensas y evitar molestas gripes y catarros, una dieta saludable y equilibrada proporciona vitaminas, minerales, proteínas e hidratos de carbono, nutrientes esenciales para el buen funcionamiento en general de nuestro organismo.

7 alimentos que refuerzan el sistema inmune

  1. Brócoli

    Esta verdura de la familia de las coles es rico una de las vitaminas más importantes para el cuerpo: la vitamina C, encargada de la prevención de algunos cáncer y fundamental para la correcta absorción del hierro. Además contiene betacaroteno, unos compuestos que tras ser ingeridos se transforman en vitamina A y que contribuyen a aumentar la inmunidad y a disminuir los niveles elevados de colesterol.

    Consejo culinario: evita cocinar el brócoli durante demasiado tiempo, así sus propiedades se mantendrán intactas.

  2. Espinacas

    Otro de los alimentos esenciales que debes incluir para fortalecer el sistema inmunológico son las espinacas, ricas en ácido fólico, vitamina C, fibra, proteínas y antioxidantes son ideales para mantenerte fuerte y saludable. Además es un ingrediente muy versátil que puede consumirse tanto fría en ensaladas como en caliente hervida.

  3. Ajo

    El ajo es un alimento conocido por sus multitud de propiedades curativas, su poder antiséptico lo transforman en un antibiótico natural muy potente contra ciertos microorganismos. Pero su función como alimento para fortalecer el sistema inmunitario no acaba ahí, además favorecen la formación de glóbulos blancos y contienen zinc, un mineral fundamental para aumentar nuestras defensas.

    Consejo culinario: si el sabor del ajo blanco no te gusta, puedes probar a cambiarlo por el ajo negro, una variante más dulce y suave, con notas más afrutadas e igual de saludable.

  4. Jengibre

    El jengibre es otro alimento que puede considerarse un antibiótico natural por su presencia de compuestos sulfurosos, ayuda a prevenir catarros, gripes y resfriados durante el invierno así como a reducir sus síntomas y acortar la duración de estos. Consumir jengibre de forma habitual, además de darle un toque especial a tus platos, reforzará tu sistema inmunitario y tus defensas.

    Consejo culinario: el jengibre es un ingrediente muy versátil que puedes incluir en tus platos en tanto fresco como seco, confitado o molido.

  5. Legumbres

    Las legumbres son una fuente de origen vegetal de energía para el organismo, son ricas en hierro, vitamina B6 encargada de combatir ciertos tipos de infecciones, contienen fibra, ácido fólico y zinc. Garbanzos, lentejas, alubias… ingrediente ideales para consumir tanto frío en ensaladas, como calientes en potajes y otros platos calientes.

    Incluir más legumbres en la dieta de los adultos es fundamental, pero lo es aún más si se trata de la dieta de los más pequeños, consulta aquí algunos de nuestros consejos para incluir más legumbres en su dieta.

  6. Zanahoria

    Ricas en betacarotenos, vitamina E y C son el alimento perfecto para mantener sano y fuerte tu Sistema Inmunológico. Al ser un antioxidante, además de reforzar tus defensas, protege al organismo de los radicales libres y el estrés oxidativo.

  7. Tomate

    Los tomates son ricos en unos pigmentos del grupo de los carotenoides llamados licopenos, su función antioxidante previene del estrés oxidativo y, por lo tanto, de enfermedades pulmonares, cáncer o inflamaciones. Como el licopeno no puede ser producido por nuestro organismo, es fundamental adquirirlo de los tomates y de cualquier otro alimento de color rojo como la sandía, los frutos rojo, el pimiento o los pomelos.

Incluyendo estos alimentos en tu dieta diaria conseguirás reforzar tus defensas, sentirte mejor y evitarás padecer gripes y catarros comunes.