En la actualidad, se ha vuelto más importante que nunca el consumo de alimentos ecológicos y de productos de temporada. No solo deberíamos comprar alimentos ecológicos por sus mejores propiedades organolépticas o su gran valor nutritivo sino también por estar libres de pesticidas que podrían acabar en nuestro plato. Si bien es cierto que los alimentos ecológicos en ocasiones pueden ser más caros, hay algunos alimentos que deberían ser sí o sí ecológicos por estar más expuextos a estos químicos.

¿Qué alimentos comprar y consumir ecológicos?

Los alimentos que compramos y que deberían ser ecológicos son aquellos con una piel fina, que lo que provoca es que sean más propensos a absorber los pesticidas. Pero si tu economía del hogar no te lo permite ¡no te preocupes! No hace falta que compres todo ecológico, con alimentos como las cebollas, los plátanos o el maíz puedes despreocuparte ya que su piel más gruesa los protege.

  • La lechuga y otras verduras de hojas verdes

    La lechuga es un alimento que suele consumirse en muchos hogares y sobretodo en verano cuando apetece una ensalada fresca. Es fundamental que la lechuga que consumamos sea de origen ecológico ya que, por lo general, la tomamos cruda. Por sus grandes hojas, suele de ser de las verduras que más expuesta queda a los pesticidas y es muy probable que contenga residuos.

    Otras verduras como las espinacas, la col rizada o las berzas también son los alimentos preferidos de los insectos, por lo que seguramente también estarán contaminadas. Es recomendable también tengamos en cuenta estas hortalizas a la hora de comprar ecológico.

  • Las fresas

    Las fresas son el fruto comestible procedentes de un género de plantas rastreras. Al ser cultivadas a ras de suelo están especialmente expuestas a diferentes parásitos o al moho, por lo que los cultivadores las fumigan a consciencia.

  • Las manzanas, el pimiento o las uvas

    En comparación con las naranjas o los plátanos, la manzana tiene una piel extremadamente fina. Esta característica la hace especialmente susceptible a conservar los pesticidas en su interior. Por ello lo más recomendable es comprar de cultivo ecológico, puedes encontrar el sello en la pegatina tradicional o comprarla en un establecimiento ecológico o biológico.

    En el caso de los pimientos y las uvas sucede lo mismo, su piel es tan fina que absorbe y retiene los pesticidas a los que han estado expuesto. Si no puedes comprar estos alimentos de agricultura ecológica, puedes pelarlos o lavarlos bien antes de consumirlos.

    Los alimentos que derían ser ecológicos

  • La carne de vaca

    El origen de la carne de vaca es un tema bastante controvertido y, si quieres asegurarte un consumo seguro, deberías tener en cuenta el tipo de alimentación del animal, sus forma y condiciones de cría. Por ejemplo, una práctica habitual en la indústria cárnica es engordar a los animales con cereales en vez de alimentarlo de hierbas u hojas, esto se traduce en mayor producción y peor calidad.

    También es necesario tener en cuenta que, dadas las condiciones de cría, la carne de vaca suele estar contaminada con antibióticos para evitar infecciones y enfermedades en el animal. Por ello, lo más recomendable es un consumo leve o moderado de carne ecológica.

  • La leche

    La leche y los productos lácteos deberían ser procedentes de granjas ecologicas con vacas en un estado de salud más aceptable que las de “cría intensiva”. Es muy posible que la leche procedente de granjas no ecológicas contenga residuos de pesticidas y de las hormonas suministradas a la vaca para acelerar su crecimiento.

  • El pollo

    Como en el caso de las vacas, las granjas de pollo suelen usar hormonas para que el animal engorde y se pueda obtener más cantidad de carne. Además, por las condiciones insalubres en los que estas aves se crían, es necesario administrarles grandes cantidades de medicamentos como los antibióticos. El pollo ecológico es el criado fuera de una jaula y que no ha recibido medicamentos, por lo que es más “saludable” si se come de forma moderada.

¿Cuales son los beneficios de comer alimentos ecológicos?

Los productos provenientes de la agricultura y ganadería ecológica son obtenidos de forma natural, es decir, sin utilizar ningún tipo de producto químico como los pesticidas. Por supuesto este es uno de los mayores beneficios.

En la agricultura se utilizan de media de 300 tipos de pesticidas y plaguicidas industriales diferentes, se cree que una buena cantidad llega a nuestro plato. Estos químicos son altamente tóxicos, pueden provocar efectos como el desarrollo de alergias, intolerancias alimentarias y hasta los han relacionado con el cáncer. El consumo de alimentos ecológicos evita que almacenemos estos compuestos tan nocivos en el organismo.

Los productos ecológicos además pueden ser más nutritivos que los no ecológicos o incluso transgénicos, por ejemplo: tienen más cantidad de antioxidantes. Los antioxidantes son las defensas de nuestras células ante el estrés oxidativo relacionado con el envejecimiento celular.

Otro de los beneficios de los alimentos ecológicos se refleja en nuestras elaboraciones, si cocinamos con ingredientes ecológicos o bio nuestros platos tendrán mejor sabor y olor. No es de extrañar que chefs de todo el mundo se hayan pasado a la cocina ecológica ¡los alimentos ecológicos están llenos de beneficios!