Los alimentos para este verano que no pueden faltar en tu cocina son aquellos apetecibles y fáciles de preparar y comer. Por estilo de vida y clima, la dieta en verano precisa de alimentos que se puedan comer fríos, que no nos obliguen a pasar mucho tiempo cocinando y que no se alteren fácilmente con las altas temperaturas ambientales. Ya sea para comer en casa, para llevar al trabajo, de excursión o a la playa o piscina. La versatilidad también es un plus. Así los alimentos ideales para disfrutar de diferentes modos nos hacen ganar tiempo en la compra. Y nos abren distintas oportunidades para degustarlos según la situación.

Alimentos para este verano y cómo disfrutarlos

Melón

Sin duda es uno de los alimentos estrella del verano. Jugoso y refrescante, su porcentaje de agua lo hace ideal para hidratar en verano a niños y adultos. Y su versatilidad es impresionante. Puedes servirlo en rodajas o brochetas de postre e introducirlo en ensaladas con distintas frutas. O con jamón o cecina de aperitivo o entrante. Simplemente triturado con yogur, sal y pimienta es la base de una sopa fría deliciosa. Y se puede congelar en dados para triturar y tomar como granizado o para hacer sorbetes.

Bonito en conserva

Este es uno de los alimentos en conserva para este verano por muchos motivos. Entre ellos por aportar proteína de calidad y riqueza de ácidos grasos esenciales. Pero también porque es un alimento seguro y delicioso para tomar en casa o fuera, incluso los días de más calor del verano. ¿Y cómo utilizarlo? Por ejemplo, para tomar solo con una vinagreta casera, rellenar verduras, enriquecer ensaladas, preparar tortillas, servir como aperitivo, elaborar pinchos o dar sabor y empaque a un clásico plato de pasta con salsa de tomate. Y mucho, mucho más.

Melocotón

Jugosos, dulces y ricos en betacarotenos y fibra, los melocotones son otro de los alimentos estrella del verano. Son estupendos para llevar como tentempié al trabajo o la playa, o como postre para un picnic. Pero también son ideales para elaborar pies de fruta, decorar tartas de queso, aportar un toque dulce y jugoso a ensaladas vegetales, cocinar con carnes blancas o triturar y convertir en polos caseros para que los peques coman fruta.

Pimiento

El verano es la temporada del pimiento. Si apuestas por la cocina de mercado, no dejes de incluirlo en tu lista de la compra. En España disfrutamos de un gran número de variedades para elegir según como se quieran degustar. ¿Algunas de las más destacadas? Los lamuyo y los morrones, que son rojos y carnosos, ideales para asar, para rellenar y para ensaladas o gazpachos. Los italianos son muy ricos para sofritos y sopas frías. Y para freír y servir de guarnición nada mejor que los de Padrón o, sino quieres que piquen, los de Gernika.

Tomate

Parece imposible hablar de alimentos para este verano sin mencionar el tomate. Refrescante y rico en vitamina A, es el ingrediente de platos tradicionales de verano como el salmorejo o la ensalada caprese. Si bien se utiliza sobre todo en salsas, sofritos, ensaladas y sopas frías, su versatilidad es enorme. Puedes hacer zumo de tomate en licuadora para preparar Bloody Mary para tus fiestas al aire libre. O prepararlos rellenos fríos o calientes. Las variedades enanas como los cherry son ideales para pinchos y brochetas. Y los grandes y carnosos como el rosa de Barbastro o el corazón de buey, para asar en ruedas gruesas en barbacoa y servir con escamas de sal.

No olvides incluir en tu lista de la compra estos alimentos para este verano. ¡Y disfruta de su sabor en cualquier ocasión!