El café quizás es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. Según un estudio realizado por Statista Consumer Market Outlook el ranking de países europeos y norteamericanos que más consumen café está encabezado por Finlandia con 10,35kg/persona, seguido de los Países Bajos, Suecia y Dinamarca con 8-9kg/por persona más o menos.

En este ranking España ocupa el puesto número 19 de 28, por debajo de USA  y Lituania, con aproximadamente unos 4 kilogramos de café consumidos por persona. Aunque la cifra sea menor en comparación con otros países el café no es solo una bebida, también es la excusa perfecta para socializar con amigos/as y charlar. Si además de tomar café fuera lo consumes con regularidad en casa y en forma de grano, hoy te traemos 7 usos alternativos para los restos del café molido que quizás no sabías y de los que puedes beneficiarte en tu hogar.

  1. Ahuyentar a los mosquitos y otros insectos

    Los granos del café pueden usarse como un repelente casero muy eficaz. Aunque a ti el olor del café por la mañana te resulte agradable para los mosquitos es lo peor que hay, si quieres mantenerlos fuera de tu vista mezcla los restos del café molido con agua y verás como desaparecen. También funciona muy bien si en casa tienes una pequeña plaga de hormigas o caracoles.

  2. Marinar ingredientes

    El marinado es una técnica empleada en la cocina que consiste en dejar un alimento en contacto con un líquido durante un tiempo específico (que puede ir desde unas horas hasta una semana), con el objetivo de que el alimento coja el sabor del ingrediente que usas para marinar.  Los restos del café acompañados de pimienta, sal o especias, pueden usarse para marinar alimentos como la carne. Simplemente debes seguir el proceso que sueles emplear para tus marinados tradicionales, siempre teniendo en cuenta que el sabor del café puede ser bastante intenso.

  3. Abono para tus plantas o huertos

    Los restos del café molido también son el abono casero perfecto para que las plantas de tu jardín crezcan sanas y bonitas o para tu huerto. Usar los posos de café como abono hace mejora las condiciones del suelo y lo hace más esponjoso.

    Lo único que debes tener en cuenta si lo usas como fertilizantes es que el café acidifica el suelo, esta condición puede ser muy buena para ciertas plantas (como las hortensias, orquídeas o azaleas), pero muy malas para otras especies. Si en tu jardín o huerto tienes plantas que no soportan los suelos ácidos es mejor usar una pequeña cantidad mezclado con compost o directamente evitarlo.

  4. Quita-olores para la nevera

    ¿Alguna vez has utilizado el bicabornato para quitar los malos olores de la nevera? Pues el café puede tener la misma función. Para utilizarlo como “ambientado de nevera” solo te hace falta poner los posos en un recipiente cualquiera y dejarlo allí durante unos días. El tiempo que deberás tener el café en la nevera dependerá de la intensidad del olor, puedes ir comprobando si se ha ido a medida que pasen los días.

    Recuerda que para evitar la formación de malos olores es fundamental tener la nevera bien organizada y limpiarla con regularidad.

    usos alternativos para los posos del café

  5. Jabón de manos aromatizado

    El café tiene una característica que lo ideal para formar parte de un jabón: su poder para quitar olores. Si lo incorporas en un jabón de manos casero, su potente olor quitará cualquier tipo de olores, sobretodo el procedente de alimentos como los ajos, las cebollas, etc… Pero los beneficios cosméticos del café en un jabón no se acaban aquí: estimula la circulación, reafirma la piel y la desintoxica. Sabiendo todo esto ¿a qué esperas para fabricar tu propio jabón casero de café?

  6. Quitar el mal olor del calzado

    El mal olor procedente de zapatos, zapatillas y el calzado en general procede de las bacterias que conviven en ellos. Estas bacterias por lo general proliferan en ambientes cálidos y en presencia de humedad, exactamente como la que se forma cuando nos transpiran los pies.  Poner el filtro con posos de café en el interior de tus zapatos ayuda a quitar la humedad y a absorber el mal olor. Te recomendamos dejarlo entre 24 y 48 horas, transcurrido este tiempo retira el café y ventila bien los zapatos.

  7. Crema natural exfoliante

    Como ya hemos comentado, el café tiene muchas propiedades cosméticas y, entre ellas, la de exfoliante. Exfoliar el cuerpo es muy beneficioso para la salud de tu piel ya que permite remover las células muertas. Al quitar estas células muertas la piel se ve mucho más cuidada y limpia.

    Puedes preparar un exfoliante natural de café sencillo empleando como base aceite de oliva, miel o aceite de coco acompañada de sal o azúcar para mejorar la exfoliación. Los resultados serán la piel del rostro o cuerpo más firme y revitalizada ¡te encantará!

  8. Ahora que ya sabes que los posos de café pueden ser útiles para muchas cosas ¡estamos seguros de que no los desaprovecharás nunca más! ¿Conoces algún uso alternativo del café que no hayamos nombrado? Cuéntanoslo en los comentarios.