Seguro que más de una vez te has planteado si usar o no una olla rápida. El desconocimiento y las “leyendas” que existen sobre ellas, seguro que te han echado para atrás a la hora de comprarte una.

Si bien es cierto que las más antiguas presentaban ciertos problemas, actualmente son más las ventajas que los inconvenientes de usarlas.Las ollas rápidas han evolucionado mucho, por lo que puedes tener la tranquilidad de que usándola de una manera adecuada no tendrás ningún problema con ella.

Qué es una olla rápida

La olla a presión u olla express, es un recipiente herméticamente cerrado que puede alcanzar presiones más altas que la atmosférica, lo que hace que se acorten sensiblemente los tiempos de cocción respecto a una olla convencional.

Su funcionamiento consiste en que la olla tiene una válvula que limita la presión, liberando vapor cuando se llega a un límite establecido. La presión levanta un tope que hace que el vapor salga, por lo que se mantiene una presión y temperatura constantes durante el proceso de cocción de los alimentos.

Diferencia entre olla express y olla rápida

Normalmente, se tiende a usar los términos de olla express y olla rápida indistintamente, por lo que mucha gente piensa que se trata de lo mismo. Tienes que saber que olla express y olla rápida no es exactamente lo mismo. Podríamos decir que la olla rápida es la evolución de la olla express.

La principal diferencia entre una y otra la encontramos en el tipo de cierre. La olla express tiene un diseño parecido a las primeras ollas que salieron al mercado, su cierre se realiza a través de una barra que cruza la tapa y se une al cuerpo por los extremos. Este tipo de ollas tiene una válvula de seguridad, que funciona dando vueltas y pita dejando escapar el vapor de agua.

La olla rápida, en cambio, se suele cerrar girando la tapa sobre el cuerpo de la olla hasta que coinciden los mangos de la tapa y la parte inferior de la olla. De esta manera se consigue que el cierre sea totalmente hermético, lo que permite que se alcance una presión más alta que con una olla express.
Esto hace que la velocidad de cocción sea superior, acortando sensiblemente los tiempos de cocinado. También carecen de la válvula giratoria que es sustituida por varios sistemas que permiten mantener la presión en el interior de la olla de una forma más segura.

Principales ventajas de las ollas rápidas

Una vez que tenemos claras las diferencias entre olla express y olla rápida., veamos las ventajas que nos proporciona usar una olla rápida:

  1. Ahorrarás tiempo
    Con respecto a una olla tradicional, puedes ahorrar entre un 50% y un 70%. Un guiso tradicional que tarda de media entre 1 hora y 1 hora y media lo podrás tener listo en 15 o 20 minutos.
  2. Ahorras energía
    Si el tiempo de cocción es menor, gastaras menos luz o gas para un mismo plato. Y eso al precio que se está poniendo la energía es muy importante.
  3. Ahorras agua
    El vapor producido por el agua y los alimentos no puede salir de la olla, por lo que necesitarás mucha menos agua para cocinar, que además irá en beneficio de la conservación de nutrientes de los alimentos.
  4. Los alimentos conservan mejor sus propiedades
    Al cocer más rápido, hace que los alimentos conserven sus vitaminas. En especial la vitamina C.
  5. Las comidas son más sabrosas
    Al tener una temperatura de cocción más elevada, el calor penetra rápidamente en los alimentos y éstos son más sabrosos y aromáticos que si los cocinas en una olla tradicional.
  6. Las ollas rápidas son totalmente seguras
    Actualmente, las ollas disponen de sistemas de seguridad que liberan la presión en caso de que ésta se acumule en su interior. Además incorporan un sistema que evita que la olla se pueda abrir antes de tiempo para evitar que se produzca un accidente.
  7. Son limpias y fáciles de usar
    Al permanecer herméticamente cerradas, evitarás salpicaduras en tu cocina, con lo que al terminar de cocinar no tendrás que limpiar las manchas de grasa y alimentos.
  8. Ahora que ya conoces todas sus propiedades y has desterrado algún que otro mito sobre el uso de las ollas a presión, no hay ningún motivo para que no te hagas con una y empieces a disfrutar de todas sus ventajas. ¿ A qué estás esperando?